-

-

Evacuación trágica en el geriátrico de San Miguel: "Murieron de tristeza, dolor, hambre, frío y miedo"

30 de julio de 2020

Los familiares y la dueña de la institución privada iniciaron acciones penales contra el municipio de San Miguel luego de la evacuación por un caso de coronavirus que dejó 16 residentes muertos.

El caso positivo dentro del geriátrico se registró luego de que una enfermera que trabajaba allí festejara su cumpleaños a mediados de junio. Ella había sido la responsable de llevar el virus a la institución privada.

Al confirmarse un caso, el municipio decidió la intervención y evacuación de la casa de cuidados en la que estaban alojados 40 residentes. En ese momento comenzaron los traslados a centros de aislamientos.

Embed

“Mi hermano Mariano estaba acá desde hace un año, este hogar tiene la particularidad que es de puertas abiertas, por lo que los familiares estábamos en contacto en todo momento. En un momento me llama la dueña y me dice que a mi hermano lo van a hisopar y lo iban a aislar”, cuenta Leda, familiar de una de las víctimas fatales, a C5N.

Y agrega: “El municipio de San Miguel empieza a trasladar a los pacientes (para aislarlos) y no le avisan a los familiares. Yo me entero que mi hermano estaba en el Colegio Máximo”.

“Mi hermano tenía 49 años y sufría de diabetes y esclerosis múltiple, necesitaba insulina. Los trasladaron sin historia clínica, sin medicación y sin ropa”, explica la mujer.

Al ser consultada sobre cómo fueron los traslados la hermana de uno de los residentes que murió y no tenía coronavirus, cuenta: “Los trasladaron fueron sin protocolo no había medico a cargo, no sabían los nombres de los residentes, los trasladaron sin los medicamentos”.

geriatrico san miguel

A esto se le suma irregularidades sobre los profesionales que estaban a cargo de los centros de aislamiento: “La directora del centro de aislamiento, Vivana Bertolini, cuando uno empieza a buscar tenía un antecedente de violencia obstétrica en Morón por lo que fue trasladada a San Miguel, ella es la que me decía que mi hermano estaba bien”, continúa la mujer.

“Con mi hermano nunca me pude comunicar, hasta que me avisan que el domingo sufrió una descompensación. Mariano mientras estuvo en el hospital estuvo bien, todo esto se desencadenó en el centro de aislamiento”, sostiene Leda que añade “Mi hermano falleció el día lunes, hicieron una masacre, los dejaron morir”, expresa Leda.

De los 16 fallecidos, sólo 6 tenían coronavirus. Por este motivo, los familiares damnificados decidieron hacer una denuncia penal en la UFI N° 4 de San Martín contra distintos funcionarios municipales, entre los que están: el subsecretario de Salud, profesionales médicos y agentes de tránsito por el delito de “abuso de poder, incumplimiento de los deberes de funcionario público y abandono de persona”.

Por su parte, la dueña de la institución, Verónica Nogueira, explica: “Tuve muchísimas inspecciones desde que arrancó la pandemia, enviábamos las planillas de los 3 turnos de enfermería de los 40 residentes, y de las personas que trabajaron acá. Jamás estuvimos clausurados, porque yo me puse a disposición”.

“La intervención me la informó por teléfono el subsecretario de ordenamiento urbano del municipio, que iban a hisopar a todos los residentes y que iban a intervenir la institución. No recibí ninguna autorización escrita por parte de la secretaría de Salud del municipio”, manifestó Nogueira.

Con respecto a la actuación irregular del municipio, la dueña del establecimiento dice: “confié en la autoridad sanitaria que recibía las planillas de los residentes, yo no tengo autoridad. El 1 de julio vinieron a hisoparme y me mandaron a mi casa por 14 días”.

Actualmente en el geriátrico volvieron de los centros de aislamiento 18 residentes: “Algunos están en estado calamitoso, muchos muy lastimados. Está todo documentado”.

Al ser consultada sobre la causa de muerte de los residentes, Nogueira llorando afirma: “Murieron de tristeza, de dolor, de hambre, de frío y de miedo. Vamos a accionar penalmente contra el municipio”.

Temas