-

-

Comercio exterior: buscan favorecer un grupo filipino de muy cuestionada reputación

30 de julio de 2020

Un proyecto de ley priorizaría al Puerto de La Plata, cuya concesión está en manos de la empresa ICTSI, por sobre el de Buenos Aires a pesar de sus condiciones actuales.

En las últimas semanas se han intensificado los rumores en el ámbito portuario de una movida que incluye un proyecto legislativo. En dicho proyecto se hace mención que el Puerto de La Plata debe ser priorizado por el estado para las actividades de comercio exterior que hoy se concentran en el Puerto de Buenos Aires.

"Llama la atención que dicho proyecto beneficiaria al muy poco confiable grupo filipino ICTSI, que en el año 2008 resultara adjudicatario de manera bochornosa, sin pasar por ningún proceso licitatorio, de una concesión por 60 años para construir una terminal portuaria en el Puerto de La Plata", dijeron fuentes del sector. Dicha terminal con enormes falencias de infraestructura y de acceso, tanto por vía fluvial, como terrestre, se la conoce en la actualidad como "la terminal fantasma" o "el gran elefante blanco de la industria portuaria argentina". Luego de más de una década sin funcionar y de haber despedido a los más de 600 trabajadores que incorporó durante la administración sciolista, en la actualidad sólo recibe un barco pequeño con una carga insignificante que viene una vez por mes, proveniente de Brasil.

Puerto La Plata

Especialistas coinciden en que el proyecto de ICTSI en La Plata bajo su controlada Tecplata, ha sido un fracaso. Las pruebas están a la vista, no ha conseguido en más de 10 años que ninguna naviera quiera operar en ese puerto y mucho menos que la “carga” las empresas exportadoras e importadoras, concentradas en su gran mayoría en el norte de la provincia de Buenos Aires, quieran encarecer y complicar su logística con un Puerto que implica, para cada camión un recorrido adicional de 140 kilómetros y un extra costo por contenedor de más de 300 dólares.

Los antecedentes de ICTSI en Argentina no terminan allí, en el año 1997 el mismo grupo presento una oferta cuatro veces más alta que el segundo oferente para operar el Puerto de Rosario. Inmediatamente después de la adjudicación, adujo cambios radicales en la situación del país y comenzó un largo y desgastante conflicto que termino costándole a Rosario 20 años de atraso en materia portuaria y la pérdida de 200 fuentes de trabajo.

También intento operar la Terminal 6 del Puerto de Buenos Aires con una propuesta fuera de norma, rechazada por la autoridades y que tampoco estuvo exenta de conflictos con el estado nacional, en 2016 y 2019 intento ingresar al Puerto de Buenos Aires fracasando en ambas oportunidades mientras su terminal en La Plata continuaba inactiva.

La ITF una de las entidades más representativas a nivel global del sector gremial del transporte, que vela por el respeto a los trabajadores y a las leyes laborales, ha expuesto reiteradamente las conductas de ICTSI a quien señala como una compañía que “lucra con la explotación de los trabajadores, con la destrucción de comunidades y con el apoyo a dictaduras”.

Su propio presidente, Enrique Razón “el Rey del juego en Filipinas”, declaró ante el Wall Street Journal, que ICTSI se beneficia de los países más pobres del mundo. “Los países con la mejor infraestructura del mundo son dictaduras” es una de las frases de cabecera del empresario y la ha manifestado públicamente en más de una oportunidad según cita la ITF (Federación Internacional de los trabajadores del transporte).

La situación ha puesto en alerta a las autoridades gremiales del Puerto de Buenos Aires, quienes batallaron recientemente con mucha determinación y tenacidad para mantener operativas las terminales y garantizar la continuidad de los trabajadores en ocasión del reciente vencimiento de las concesiones que finalmente fueron prorrogadas por dos años.

Ya anunciaron que no van a permitir que ICTSI opere en las sombras poniendo en riesgo las más de 5000 fuentes de trabajo vinculadas con el Puerto de Buenos Aires.

Temas