-

-

Un motochorro con tobillera electrónica fue detenido tras robar 10.000 dólares en Recoleta

06 de agosto de 2020

El joven atacó a su víctima a la salida de un banco. Al ver el aparato, descubrieron que había sido denunciado por violencia de género y tenía una orden de restricción perimetral.

Un joven de nacionalidad colombiana y que tenía colocada una tobillera electrónica fue detenido acusado de haber cometido una salidera bancaria en Recoleta luego de seguir a un hombre que había retirado 10.000 dólares de un banco del microcentro, informaron hoy fuentes policiales.

El propio detenido contó que la tobillera la tenía colocada por una causa de violencia de género en Capital Federal en la que le impusieron una restricción perimetral y lo monitoreaban para que no se acerque a su ex pareja.

La detención fue concretada por efectivos de la División Sumarios y Brigadas de la Comisaría Comunal 2 sobre la calle Agüero al 1700, donde un grupo de personas pedía auxilio y gritaba “¡ahí está el chorro!”.

Detenido tobillera electrónica
El joven tenía una tobillera electrónica y fue detenido tras robar 10.000 dólares

El joven tenía una tobillera electrónica y fue detenido tras robar 10.000 dólares

Los efectivos lograron reducir y detener en ese lugar a un joven que, según los testimonios, instantes antes se había bajado de la parte trasera de una moto, hizo estallar la ventanilla de un automóvil Ford Focus y le robó a su conductor una mochila con 10.000 dólares que fue recuperada.

Según las fuentes, el hombre de 68 años había ido a un Banco Superville ubicado en Reconquista y avenida Corrientes y la sospecha es que desde allí lo siguieron dos motos con los delincuentes que lo abordaron y de los que sólo uno pudo ser detenido.

El detenido se negó a identificarse ante el personal policial, pero al ser requisado se observó que tenía colocada en el tobillo de su pierna izquierda una pulsera electrónica con un número de PIN y su nombre: Brayan Stiven Iguaran Varela, de 20 años.

Embed

La Policía de Ciudad luego confirmó lo que el propio imputado les había dicho, es decir que tenía la tobillera por una denuncia de violencia de género, en una causa iniciada el pasado 11 de junio ante el Juzgado de Primera Instancia en lo Penal, Contravencional y de Faltas Número 22.

A Iguaran Varela se le secuestró además un teléfono celular, 20 dólares, 400 pesos, un guante de tela amarillo, un par de auriculares y un lápiz cortavidrio.

El imputado quedó detenido a disposición del Juzgado Criminal y Correccional Número 56, a cargo de Alejandro Litvack en una causa caratulada como “tentativa de robo y lesiones”, ya que por el estallido de la ventanilla, el damnificado sufrió unos cortes en el rostro.

Temas