-

-

Peñarol y Nacional juegan el clásico bajo una intensa niebla

09 de agosto de 2020

Comenzó a jugarse una nueva edición del clásico del fútbol uruguayo. La intensa niebla que casi no dejaba verlo llamó la atención en las redes sociales.

El fútbol uruguayo retomó su calendario después de casi cinco meses suspendido por la pandemia de coronavirus. El primer partido fue nada más y nada menos que Nacional ante Peñarol, en el estadio Centenario y sin público, por prevención, como ocurrió en Brasil y Paraguay.

Miles de personas estaban en sus hogares esperando el ansiado regreso de la actividad, pero cuando prendieron el televisor se encontraron con una gran sorpresa, ¡No se veía nada!. Es que, el clima en Montevideo no es el mejor, lluvia y muy nublado, sumada la intensa niebla que cubría el campo de juego e impedía la visión de lo que ocurría en el estadio.

Apenas, una cámara ubicada en la cancha realizaba el primer plano de un futbolista, se podía ver el rostro. Después, entre la niebla, se podía visibilizar una camiseta blanca y otra un poco más oscura que se movía en la pantalla. Los periodistas de la transmisión informaban que no podían ver la Tribuna Olímpica. Además, apenas comenzó el encuentro, las cuatro torres de iluminación debieron encenderse.

Por otro lado, los fuegos artificiales que se tiraron provocaron una gran cantidad de humo que claramente no colaboró con el clima. Además, Nacional se expone a una sanción por parte de las autoridades porque el sábado un grupo de hinchas ingresó al campo de juego de Los Céspedes, donde se entrenaba el plantel y no respetaron la distancia social.