-

Denuncian que Ronaldinho se la pasa de fiesta en aislamiento

10 de agosto de 2020

El ex futbolista está preso en Paraguay desde el 6 de marzo por intentar entrar al país con documentos falsos, pero goza de la prisión domiciliaria en un hotel.

Ronaldinho y su hermano, Roberto Assis de Moreira, están recluidos en un hotel de centro histórico de Asunción desde que la justicia de Paraguay los beneficiara con la prisión domiciliaria en el marco de la causa que se les sigue por intentar entrar al país con documentos falsos. Aunque confinados en medio de una pandemia, el ex futbolista recibiría visitas y otras delicias de la vida como huésped de lujo.

Aunque están confinados y en "prisión" en un cuarto del Hotel Palmaroga, Ronaldinho y su hermano habrían desarrollado una rutina con tan bajo perfil que un informante se encargó de detallarla a los medios de Paraguay: "Hay días que llegan dos chicas como mínimo", afirmó una fuente según el sitio Hoy.

"Creo que son modelos porque tienen toda la pinta, bien producidas son. Además de eso llegan en lujosas camionetas. Las que son modelos conocidas entran directo al estacionamiento y las que son desconocidas se bajan frente mismo al hotel y después el auto que las acerca se retira", describió la persona.

Además el periódico paraguayo dio cuenta de cómo hay "bebida a full" en la habitación del ex futbolista y su hermano, y que hasta se arman "bailes y karaokes hasta horas de la madrugada" en las habitaciones 104 y 105, las que ocupan los imputados.

Mientras tanto, en julio de este año el Tribunal de Apelación Cuarta Sala en Asunción, formado por Arnulfo Arias, Carlos Ortiz Barrios y Emiliano Rolón Fernández, consideró "inadmisible" la apelación presentada por los abogados de Ronaldinho para que fuese dejado en libertad.

El ex futbolista de 39 años y su hermano están con custodia policial y tienen prohibido salir de Paraguay por el presunto delito de "uso de documentos públicos de contenido falso", con una expectativa de pena de hasta cinco años.

El 7 de abril pasado la dupla fue trasladada al Hotel Palmaroga tras el pago de una fianza de US$ 1.6 millones.

Temas