-

Escándalo en el fútbol de Rusia: un árbitro tendrá que pasar por el detector de mentiras

19 de agosto de 2020

El juez principal y el encargado del VAR son acusados de otorgar dos penales al FC Sochi en el empate 2-2 frente al Spartak Moscú.

La Primera División de fútbol en Rusia comenzó a disputar la temporada 2020/21 y la primera fecha abrió el debate por un polémico accionar que involucra al árbitro y al encargado del VAR del partido disputado entre el Spartak de Moscú y FC Sochi que terminó en un empate por 2-2.

Es que, las autoridades del encuentro serán investigadas por los dos penales que le otorgaron al Sochi y les permitió llevarse aunque sea un punto. Distintos medios rusos informaron que el juez, Vasily Kazartsev, y su compañero serán sometidos al detector de mentiras para determinar si las decisiones tomadas fueron de manera deliberada.

Highlights Spartak vs PFC Sochi (2-2) | RPL 2020/21

El escándalo se desató después de la actitud amenazadora del dueño del Spartak, Leonid Fedun, que reclamó muy furioso que el árbitro del duelo " no fue asertivo" a la hora de cobrar los penales, al punto de plantear públicamente la posibilidad de bajar a su equipo de la competencia.

"No es necesario que me apoyen. Mañana anunciaré que nos retiramos del campeonato", dijo el dirigente y provocó una revolución en el torneo.

https://twitter.com/fcsm_eng/status/1292558015481208832

Esta decisión de utilizar el polígrafo, se han aplicado anteriormente para interrogar a los oficiales de partidos y a los empleados de la federación cuando existe la sospecha de posibles irregularidades en las apuestas deportivas. Por otro lado, el presidente de la Unión de Fútbol de Rusia, Alexander Dyukov, habló con el titular del Spartak para que cambiara su postura y suspendió provisoriamente a Kazartsev.

Temas