-

-

-

Bancos están cobrando intereses por encima de lo anunciado a quienes refinanciaron gastos con tarjeta

20 de agosto de 2020

Debían cobrar $147 de intereses por cada $1.000 pesos de cuota y, sin embargo, algunos bancos están cobrando hasta $400 por cada $1.000 de cuota.

Más de 2,5 millones de hogares recibieron este mes sus resúmenes de tarjeta con las cuotas del plan de refinanciamiento dispuesto por el Gobierno nacional en el inicio de la cuarentena, y se encontraron con que los bancos están les están cobrando una tasa de interés de financiación mucho mayor a la anunciada y que era del 43%.

De acuerdo a un informe de la consultora CERX, hay fuertes disparidades entre lo que comenzaron a cobrar algunos bancos y lo dispuesto por la medida del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

De acuerdo a la medida anunciada en abril pasado quienes entraron en el plan de pagos de 9 cuotas con 3 meses de gracia debían pagar 147 pesos por cada mil pesos de cuota refinanciados. Sin embargo algunos bancos están cobrando hasta 400 pesos por cada $1000 de cuota.

¿Cómo lo justificaron? Algunos bancos indicaron que los $147 además de no incluir IVA sobre intereses, no se cobra sobre $1000 de cada cuota sino en cada cuota se cobran $147 sobre cada $1000 de la deuda inicial total, no sobre la deuda que va quedando.

"Es muy importante que el BCRA aclare para aplacar el malestar que se generó y que la gente entienda para reclamar excesos. Además, el vencimiento del plan ocurre cuando la cuarentena sigue, las familias están muy endeudas y los ingresos no se recuperaron. Si bien la tasa de 43% implica una fuerte reducción sobre la tasa que tenían los bancos a marzo, para muchas familias en el contexto actual, es impagable", resalta la consultora.

El informe enfatiza además que "mientras la deuda sobre consumos actuales y viejos sigue creciendo y los hogares no logran recuperar sus ingresos, vencieron los tres meses de gracia por refinanciación de las tarjetas de crédito que se hizo en abril. Las cuotas llegaron en los resúmenes de agosto, sobre los consumos de julio, con las tarjetas ya colpasadas".

De acuerdo con el informe de CERX:

* Las familias no planificaron tantos meses con ingresos recortados, por lo que se demoró el recorte de gastos y los consumos de tarjetas siguieron creciendo por necesidad.

* De hecho en julio el stock de deuda por esos consumos creció 7%. Así, cuando en agosto se abrió el resumen, se encontraron las nuevas cuotas bajo la denominación Plan V sumados a más consumos en las tarjetas.

* Desde los bancos y el gobierno sostienen que el plan fue muy beneficioso porque la tasa bajó considerablemente en relación a la que se cobraba antes de la cuarentena. Para las familias en cambio, aún esa tasa es impagable en el actual contexto.

* Hubo además problemas de comunicación. Porque la cuenta de $147 por cada $1000 refinanciados que se anunció era bastante más compleja. En cada cuota hay que calcular $147 más IVA sobre intereses (eso da $158,8), pero sobre la deuda total. Por ejemplo, para calcular la cuota sobre una deuda de $41 mil, se pagan, incluyendo IVA, $148,8 x $41000 / $1000 = $6514. Suponiendo que el Banco no agrega otros costos mas que la TNA.

* La resolución del BCRA es muy confusa y poco clara sobre ese punto. Es importante que el BCRA aclare para evitar excesos en algunos resúmenes como está ocurriendo.

* Otra duda que surge, es ¿los intereses se aplican siempre sobre el saldo inicial y no sobre el saldo que va quedando a medida que se va cancelando capital? Por lo que se va viendo en la cuota 2, sería siempre sobre el saldo inicial, y el costo anual termina siendo mucho mayor que el 43%. Por ejemplo, sobre la deuda anterior de $41 mil, si se aplicaran intereses sobre saldo deudor, el monto total de intereses que se pagaría al terminar de cancelar el pasivo resultaría 33% menor al que se pagará si se calcula siempre sobre el saldo incial ($11.753 vs $18.562). Al final del pago se habría pagado de intereses el 28% más, mientras que al calcular cuotas fijas, se está pagando al final del periodo 43% más. Lo lógico es que los intereses se vayan reduciendo en la medida que la deuda se achica.

* A su vez, habría que replantear un nuevo esquema de pago para aliviar el peso en la economía familiar. Postergar más el pago termina siendo caro, porque se siguen devengando intereses.

* Una opción es que el gobierno no cobre el IVA sobre los intereses. Está claro que ver los montos de intereses e IVA en las tarjetas actuales, es una gran preocupación siendo que el 87% de los hogares del país tiene algún tipo de deuda.

Temas