-

-

Un estudio detectó que el contagio de coronavirus en un avión no es tan alto como se creía

21 de agosto de 2020

Los resultados del análisis de un caso en que un grupo de turistas alemanes infectados por el coronavirus regresaron a su país de Israel en avión dieron tranquilidad respecto a la propagación del virus en ese medio de transporte.

Un estudio publicado en JAMA, la revista de la asociación médica americana, lleva un poco de tranquilidad respecto a los posibles contagios de coronavirus durante un viaje en un avión. Los científicos estudiaron la propagación del virus a partir del caso de un grupo de turistas alemanes infectados por el coronavirus que regresaron en marzo a su país desde Israel. En ese entonces, el uso de mascarilla no era obligatorio y viajaron sin ninguna medida de protección en un vuelo de más de cuatro horas. Para sorpresa de los investigadores solo contagiaron a dos pasajeros más.

En el vuelo Tel Aviv-Frankfurt de 4 horas 40 minutos habían 102 pasajeros a bordo, incluido un grupo de 24 turistas. Las autoridades alemanas, habiendo recibido información de que el grupo había estado en contacto con un gerente de hotel contaminado en Israel, decidieron testearlos a su llegada a Frankfurt y siete de ellos dieron positivo por coronavirus - más tarde otros siete también darían positivo en un segundo test-.

Cuatro o cinco semanas después, los investigadores contactaron a los otros 78 pasajeros, el 90% de los cuales respondió. Al preguntarles sobre sus contactos y síntomas, y al probar varios de ellos, encontraron a dos pasajeros se infectaron durante el vuelo, estaban sentadas al otro lado del pasillo de los siete casos originales.

Para los virus respiratorios, los virólogos tradicionalmente consideran que la zona de contaminación en un avión se extiende dos filas al frente y dos filas atrás. Pero sorprendentemente, una persona sentada en la fila inmediatamente frente a la de dos turistas contagiosos no estaba infectada.

"La persona de la fila 44 nos dijo que había tenido una larga conversación con los dos de la fila 45", dijo Sandra Ciesek, directora del Instituto de Virología Médica de Frankfurt.

Tampoco fueron contaminados los dos pasajeros sentados inmediatamente detrás de otro turista infectado. "Nos sorprendió encontrar solo dos transmisiones", reveló Sebastian Hoehl, del mismo instituto.

Lamentablemente, todos los demás pasajeros no fueron examinados, por lo que no se puede descartar que otros estuvieran infectados con el coronavirus.

El estudio confirma en todos los casos que las transmisiones en un avión, en ausencia de máscaras, son efectivamente posibles. Sin embargo, el investigador subrayó que "siendo la tasa más baja de lo esperado, y ninguno de los pasajeros ha llevado máscara, es tranquilizador que no hayamos detectado a otros".

Los investigadores señalaron también que varios estudios de vuelos de repatriación desde Wuhan, China, al comienzo de la pandemia de Covid-19, establecieron que no se había producido contaminación a bordo, mientras que los pasajeros estaban enmascarados.

Temas