-

-

La carta de una militar contra el lenguaje inclusivo: "Soy soldado, ni soldada ni soldade"

21 de agosto de 2020

La mujer reclamó ante la posibilidad de que se modifiquen las canciones y sostuvo: "Me cansé de que se quejen que por ser mujeres no tienen derechos".

La carta de una soldado Ejército Argentino se difundió en las últimas horas en medio de los rumores sobre la posibilidad de que se cambien las letras de las marchas de las Fuerzas Armadas y se les agregue el lenguaje inclusivo.

Mi nombre es Lucía Zordán Herrera, soy soldado de primera, sí, soldado, ni soldada, ni soldade, soldado”, comienza el escrito que la mujer publicó en su cuenta de Facebook, refiriéndose al lenguaje inclusivo.

Según ahí indica, Herrera ingresó al Ejército Argentino en 2016 y describe a la institución como una “gran familia, en la que hay hombres y mujeres, como en cualquier otra”.

En la publicación se la ve a Herrera con su uniforme y posando junto a un arma: “Amo tanto lo que hice y hago, no solamente somos soldados para un desfile un día patrio, somos soldados todos los días del año, con aciertos y errores. Yo personalmente estoy orgullosa de pertenecer a tan majestuosa institución, no me da vergüenza decirlo”.

herrera carta 1.jpg
Primera parte de la carta de la integrante del Ejército Argentino contra el lenguaje inclusivo en las Fuerzas Armadas

Primera parte de la carta de la integrante del Ejército Argentino contra el lenguaje inclusivo en las Fuerzas Armadas

Dentro de sus actividades, detalló que sabe “manejar las diferentes armas, tuve la suerte de poder tirar con un cañón, manejé sus camiones, conocí las diferentes facetas que conlleva ser soldado, con los servicios de armas, yendo al campo, creyendo en los camaradas y sí, me hice hermana de muchos”.

Tuve la suerte que no todas tienen, ya sea por diferentes motivos. Sé lo que se siente tener miedo de cargar un arma, sé lo que se siente estar en un ejercicio de artillería, escuchar cómo explotan los proyectiles cuando tocan la tierra, sé lo que es no bañarse por días, tener el pelo duro de la sal, arena, tierra o barro. Y no me da vergüenza decirlo. Al contrario”.

Sin título.jpg
Segunda parte de la carta de la integrante del Ejército Argentino contra el lenguaje inclusivo en las Fuerzas Armadas

Segunda parte de la carta de la integrante del Ejército Argentino contra el lenguaje inclusivo en las Fuerzas Armadas

En ese marco de orgullo, la soldado habló de rendir honores a sus jefes del Ejército Argentino, a la Bandera, a los veteranos de guerra, lo que describió como “una emoción que penetra el alma” y “no se puede explicar con palabras”.

Herrera se refirió en otro párrafo aparte a las marchas de las Fuerzas Armadas en medio de la propuesta para cambiarlas al lenguaje inclusivo: “Cantar a viva voz con todas las fuerzas del cuerpo, llegar a marearte de la presión que ejerce en la cabeza, pero cantar orgullosa de mi ejército. Las marchas que sean, porque son historias contadas, historias de cómo mi Argentina desde ser nada a ser todo fue saliendo adelante...mo sus próceres la sacaron adelante junto con los veteranos que tuvieron que dar la vida".

Y agrega: "Me cansé de que se quejen que por ser mujeres no tienen derecho. Las mujeres tenemos derechos, y mierda que los tenemos. Pero no tenemos derecho a cambiar la historia por el sólo hecho de que una marcha tiene nombre de varón, porque la oración del soldado no incluye a la mujer, porque la canción del artillero termina en 'o' y no en 'e' o 'a'”.

"¿Hasta dónde van a llegar? ¿Qué más quieren? Las Fuerzas Armadas son historia, fundaron nuestra historia, las personas de éstas, el día de mañana van a dar la vida por todos, Dios no lo permita. Pero ustedes, cambiando una canción, volviéndola feminista, ¿qué van a hacer?”, finaliza.

Lucía Herrera

Mi nombre es Lucía Zordán Herrera, soy SOLDADO DE PRIMERA, SÍ, SOLDADO, NI SOLDADA, NI SOLDADE, SOLDADO. En el año...

Posted by Lucía Herrera on Wednesday, August 19, 2020