-

-

-

Espionaje ilegal: Boudou y Baratta fueron aceptados como querellantes

Por: Vanesa Petrillo
21 de agosto de 2020

La justicia ya dio por probado que la AFI, conducida por Arribas y Majdalani durante la gestión Macri, realizaba escuchas ilegales los denominados "presos k"

El ex vicepresidente Amado Boudou y el ex secretario de Coordinación del ministerio de Planificación, Roberto Baratta fueron aceptados este viernes como querellantes en la causa de espionaje ilegal que lleva adelante el juez Federal de Lomas de Zamora, Juan Pablo Augé.

Ambos fueron víctimas del espionaje clandestino en el penal de Ezeiza, donde estuvieron detenidos durante el gobierno de Mauricio Macri.

Una investigación en la que el juez Federico Villena había ordenado escuchas al narco Mario Segovia fue el paraguas legal que se utilizó para espiar las conversaciones de los detenidos con sus familiares y defensores.

El abogado Alejandro Rua, en representación de Boudou y Baratta fue tenido como querellante, por lo que podrá pedir medidas de prueba e impulsar el expediente. La semana próxima deberán presentarse por zoom para acceder a las pruebas del espionaje en su contra.

Boudou y Baratta estuvieron presos en los pabellones del módulo 6 de Ezeiza, donde la Justicia ya determinó que la banda de espías y agentes penitenciarios involucrados había colocado un "alambrado" para escuchar y grabar las conversaciones de los denominados "presos k”.

Varias conversaciones mantenidas entre Baratta y su abogado de entonces, Juan Pablo Alonso fueron difundidas por los medios masivos de comunicación. Desde la cárcel, el ex funcionario escuchó por televisión su voz, en los diálogos que debían haber sido privados y que fueron obtenidos desde los teléfonos públicos del penal.

Temas