-

-

Coronavirus en Argentina: las ciudades que vuelven a la fase 1 del aislamiento

24 de agosto de 2020

Se trata de Salvador de Jujuy, Palpalá y el departamento rionegrino de General Roca, que registraron aumento de casos en los últimos días. Sólo se permitirán actividades esenciales.

El Comité Operativo de Emergencia (COE) informó que San Salvador de Jujuy y Palpalá regresan a partir de este lunes y por siete días a fase 1 del aislamiento social preventivo y obligatorio, ante el aumento de casos de coronavirus que se vienen registrando en esas ciudades y con el fin de bajar la curva de los contagios.

De esta manera, en ambas jurisdicciones sólo se podrán desarrollar actividades esenciales, mientras que se mantienen las actividades físicas y deportivas individuales que fueron autorizadas el miércoles pasado, cuando la provincia todavía se encontraba en “zona amarilla”.

“Las actividades deportivas continúan como se venía dando, en cambio, se modifica la disposición que tenía el sector gastronómico que solo podrá atender con la modalidad de delivery”, explicó el ministro de Desarrollo Económico y Producción Exequiel Lello Ivacevich.

El funcionario señaló que hay un “diálogo permanente” con el sector comercial que vuelve así a cerrar sus puertas (solo negocios de cercanía) y que “en el transcurso de la semana analizarán los pasos subsiguientes, siempre buscando las mejores opciones”.

El ministro de Seguridad jujeño Ekel Meyer, anticipó que “habrá controles más estrictos” en la circulación por lo que apeló a la “conciencia de todos” para permanecer en sus casas y respetar el aislamiento preventivo.

test jujuy.jpg
Foto: @GobiernoJujuy

Foto: @GobiernoJujuy

De esa manera, ambas ciudades se suman a Perico y a los departamentos San Pedro, Ledesma y Susques como “zona roja” de la provincia que, desde el inicio de la pandemia, totaliza 6.165 casos de coronavirus, con los 198 reportados en la fecha.

Por otra parte, el gobierno de Río Negro anunció nuevas restricciones para el departamento de General Roca, por lo que desde el 25 de agosto hasta el 7 de septiembre esa región volverá a Fase 1, indicó la mandataria provincial Arabela Carreras.

La medida del Poder Ejecutivo rionegrino fue consensuada con el presidente Alberto Fernández e incluye a 14 municipios y dos comisiones de fomento rionegrinos.

Si bien los intendentes manifestaron el apoyo a estas nuevas medidas, "si algún jefe municipal solicita algún tipo de flexibilización, lo puede solicitar por escrito y todo el equipo de salud y epidemiólogos evaluará la posibilidad", explicó Carreras.

"Hubo un crecimiento de contagios muy importante, y eso impacta en el sistema de salud que está soportando mucha presión por estos momentos, y ya se evidencia la limitación de camas", remarcó la gobernadora Arabela Carreras, en conferencia de prensa.

Con las restricciones que regirán durante dos semanas a partir de este martes, "solamente se permitirán las actividades consideradas esenciales, y el permiso valido para circular es el que se genera en la aplicación Circulación Río Negro, así que todos los permisos del departamento de General Roca deberán ser gestionados nuevamente", aclaró.

Según informó, la Gendarmería Nacional controlará "el tercer puente de avenida circunvalación y el puente carretero de la ruta provincial 22", que conecta con Neuquén y la Policía rionegrina, el resto de los accesos.

En el Alto Valle rionegrino no se puede aislar las localidades de manera separada, "porque existe una gran circulación de personas entre una y otra", aclaró Carreras.

Embed

"Hoy muchas familias están atravesando el dolor de una pérdida o la zozobra de no saber cómo evolucionará la salud de su familiar afectado, a ellos les decimos que estamos trabajando codo a codo con los equipos de salud para brindar la mejor atención posible", indicó Carrera y manifestó su deseo de "contar con el acompañamiento de la población para que las actividades de la gente pronto se puedan reabrir".

En ese sentido informaron desde el ministerio de Salud que casi se triplicaron las unidades de terapia intensiva, pasaron de 32 a 79. En el Alto Valle las clínicas y sanatorios incrementaron de 67 a 99 las camas de terapia intensiva e intermedia.

La vocera rionegrina Mercedes Ibero dijo que, en Río Negro "son 129 los casos nuevos", "que son 1545 los activos en toda la provincia".

"No es una medida grata de comunicar, pero entre todos podremos recuperar cierta comodidad en el sistema de salud para que todos sean atendidos, y queremos agradecer a las personas que donan plasma porque son una posibilidad de seguir salvando vidas", concluyó Carreras.

Temas