-

-

La ANMAT alertó sobre la producción y venta de barbijos falsificados

25 de agosto de 2020

El organismo prohibió su comercialización al desconocer su origen y composición; y podría resulta en un riesgo para la salud de la población.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) alertó este martes sobre la comercialización de barbijos falsificados, según publicó en el Boletín Oficial.

En la disposición 6189/2020 prohíbe el “uso, la comercialización y la distribución en todo el territorio nacional, de todos los lotes del producto falsificado, con las características expuestas, rotulados como: “Controlado y aprobado , código barbijo medispo, autorizado por la A.N.M.A.T. PM 2055-1, venta libre, elaborado por CDG SA”.

En las razones expuestas en el considerando se establece que ante unas actuaciones iniciadas en el Hospital Ramón Carrillo de la localidad de Ciudadela “se realizó una consulta a la firma CDG sociedad anónima en relación a unos barbijos recibidos en concepto de donación realizada por un particular no identificado, presuntamente elaborados por la firma que, atento las características visuales del producto, le hicieron sospechar respecto de su legitimidad”.

Tras comunicarse con la firma que aparecía como fabricante de esos artículos, la empresa dedicada a la importación, no a la confección.

A diferencia del producto falsificado, el barbijo original se distribuye en caja (no en bolsa de nylon), está hecho con tela SMS, son tricapa, termosellados y con una chapita para ajuste en la nariz. Además, hay errores en el código del producto, en la ubicación del etiquetado y en el domicilio de la empresa.

Resolución barbijos

En cuanto al rótulo en el envase, la empresa explicó que “los datos del producto original van impresos en la caja mientras que el producto falsificado posee un rótulo de papel impreso pegado en la bolsa de nylon” y que “el rótulo del producto falsificado describe “elaborado por CDG SA”, pero la firma CDG S.A. se encuentra habilitada ante esta Administración Nacional como empresa importadora, y no como elaboradora/fabricante”.

En consecuencia, “desde el punto de vista sanitario se trata de un producto falsificado y que se desconoce su efectivo origen y composición, no pudiendo garantizarse su calidad, seguridad y eficacia, situación que resulta en un riesgo para la salud de la población” y que “a fin de proteger a eventuales adquirentes y usuarios de los productos falsificados involucrados, la prohibición de comercialización, uso y distribución de todos los lotes del producto”.

Temas