-

-

-

Desde el Banco Central aseguran que "si mejoran las expectativas" no se profundizará el cepo cambiario

25 de agosto de 2020

El titular Miguel Ángel Pesce se mostró confiado en que el cierre de la reestructuración enviará una fuerte señal positiva a los mercados.

El titular del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Miguel Ángel Pesce, se mostró confiado este martes en que el cierre del proceso de reestructuración de la deuda será una señal positiva muy fuerte para los mercados y ello no solo ayudará a reducir la brecha cambiaria -que hoy ronda el 80%- sino que también implicará que no habrá necesidad de profundizar el cepo cambiario.

Pesce particpó del 37° Congreso del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) que se realizó este martes por medio de una teleconferencia y remarcó que hoy no existe atraso del tipo de cambio y que el nivel en que se encuentra actualmente el dólar es competitivo. Sobre la brecha, sostuvo que “tuvo que ver con la incertidumbre que se produjo con el proceso de reestructuración de la deuda, que era complejo y que iba a llevar varios meses”.

Estamos esperando que, resuelto ese problema y se produzca el intercambio de títulos, eso va a dar señal positiva al mercado y debiera reducirse la brecha. El envío del proyecto de Presupuesto 2021, que en breve el Gobierno enviará al Congreso, también dará certidumbre sobre lo que se está esperando. Con eso, esperamos que la demanda por el dólar financiero se debilite”, dijo Pesce.

Consideró además que la brecha cambiaria está también alimentada por el cierre de las fronteras al que obligó la pandemia de coronavirus Covid-19 ya que el dólar que se comercializa en el circuito informal se abastecía también del turismo fronterizo que hoy no existe.

El titular del BCRA intentó transmitir tranquilidad en materia cambiaria en momentos en los que circulan una infinidad de rumores y versiones sobre medidas que estarían en evaluación dentro de la entidad para ampliar la oferta de divisas y evitar que los dólares salgan del sistema.

“Esperamos que la economía salga del pozo en el que cayó y empiece a recuperarse. Va a requerir mayor nivel de importaciones, y apuntamos a que el mercado cambiario pueda abastecerla. Si conseguimos la tranquilidad que buscamos, el sector productivo podrá tener un mejor acceso al mercado de cambios y no encontraríamos razón para establecer mayores restricciones”, enfatizó Pesce. Además, planteó que será clave aumentar las ventas al exterior para generar dólares de manera genuina: “Si las exportaciones no vuelven a ubicarse en torno a los USD 90.000 millones anuales, eso será un corset al crecimiento”.

Temas