-

-

-

-

-

-

Fernández, Kicillof y Rodríguez Larreta definen hoy cómo seguirá la cuarentena en el AMBA

27 de agosto de 2020

El nuevo salto en la cantidad de contagios puso en duda la nueva flexibilización del aislamiento que planea la Ciudad.

Aunque el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, suelen consensuar la propuesta que le llevarán al presidente Alberto Fernández acerca de cómo consideran que debe seguir la cuarentena, esta vez la reunión se realizará directamente entre las tres partes.

Fernández, Kicillof y Rodríguez Larreta se reunirán este jueves por la tarde para definir cómo seguirá el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), la más afectada por la pandemia, en la nueva etapa que se extenderá presumiblemente hasta el 13 de septiembre próximo. Aún se analiza si la cumbre será presencial en la Quinta de Olivos o si será virtual.

Los tres mandatarios se verían en persona recién mañana cuando está previsto que hagan el nuevo anuncio desde el quincho en la residencia presidencial como vienen realizando desde el inicio de la cuarentena.

En principio la Ciudad llevará a la mesa virtual su propuesta para seguir flexibilizando la cuarentena con la habilitación de apertura de locales gastronómicos con espacios al aire libre, el reinicio de obras de construcción de hasta 5 mil metros cuadrados y el regreso de los trabajadores de casas particulares que residan en la ciudad.

Sin embargo, la disparada en la cantidad de casos positivos registrados en los últimos días podría poner un freno a esas medidas. La Provincia, por su parte, tiene previsto mantener el status quo y no dar marcha atrás pero tampoco habilitar nuevas actividades.

Lo cierto es que los contagios por coronavirus pegaron un salto y superaron ayer por primera vez los diez mil casos diarios, dato que llevó preocupación a la reunión que mantuvieron anoche en la Casa Rosada los jefes de Gabinete y los ministros de Salud de los gobiernos nacional, bonaerense y porteño.

Según consignó Página/12 este jueves "el nuevo pico quebró la idea de un "amesetamiento alto", que era lo que venían planteando los funcionarios para justificar las nuevas aperturas. Los ministros hicieron un repaso de los números y quedaron en seguir este jueves atentamente la evolución de los contagios y la ocupación de camas para decidir el viernes cómo seguir. Coincidieron en que el cronograma de flexibilizaciones debía ser repensado".

El parte sanitario que se conoció ayer por la tarde rompió las proyecciones de los últimos días que marcaban una baja en el crecimiento de los casos en el AMBA, al tiempo que comenzaban a expandirse en las zonas donde hasta ahora no se habían registrado contagios.

Temas