-

-

Coronavirus: preocupa la suba de casos en Río Negro y Jujuy

31 de agosto de 2020

Este lunes, el Gobierno recibió al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y de Río Negro, Arabela Carreras, por el avance del coronavirus en sus provincias.

El Gobierno nacional se reunió este lunes con el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y con la mandataria de Río Negro, Arabela Carreras, con el objetivo de analizar la situación de la pandemia de coronavirus en ambas provincias, donde los casos de Covid-19 aumentan de forma sostenida desde los últimos días.

Según el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) dictado este lunes por el presidente Alberto Fernández respecto a la situación en Río Negro por coronavirus, indica que la provincia "continúa con localidades con transmisión comunitaria", con "aumento en la velocidad" de contagios y "con municipios más afectados como General Roca y Bariloche, aunque esta última en menor medida, y brotes en localidades no afectadas previamente como Viedma y Conesa".

"Hace una semana que se observa una ocupación de camas, provincial, de 80%, con saturación del sistema de salud en el departamento de General Roca", indica el DNU. Sucede que Río Negro alcanzó los 1.887 casos activos de coronavirus Covid-19, mientras que las zonas más afectadas son el Alto Valle, el departamento de General Roca -que tiene 14 municipios- y, por otro lado, en la zona cordillerana Bariloche aparece segunda en la curva de las ciudades con más contagiados.

Además, el comité de Crisis de Villa Regina emitió un parte extraordinario donde manifiesta que la ocupación de camas, tanto en el hospital como en la Clínica Central, es total y se define el concepto de cama como respirador, monitor, bomba de infusión y personal capacitado para manejar el equipamiento.

Por otro lado, tras 163 días sin coronavirus, el intendente de Sierra Grande confirmó el primer caso positivo, lo que originó el inmediato aislamiento de 39 personas.

A partir de esta situación, desde anoche y por siete días regirán nuevas medidas sanitarias establecidas por el Poder Ejecutivo municipal y el Comité de Emergencia municipal.

De este modo, mientras la pandemia afecta a todo Río Negro, el Gobierno despliega estrategias sanitarias que consisten en el traslado de pacientes enfermos por otras causas a hospitales con menos riesgo de contagio de Covid-19, mantiene grupos de infectados aislados, e implementa estrategias restrictivas ante la circulación de las personas.

Por su parte, el ministro de Salud de Jujuy, Gustavo Bouhid, informó este lunes que el sistema de salud de la provincia tiene un promedio de ocupación de 95 por ciento de las camas críticas con pacientes contagiados de coronavirus Covid-19. Una de las jurisdicciones del país más afectada por la cantidad de casos positivos de Covid-19 aun no logró aminorar los efectos de la enfermedad, que se mantiene hace poco más de un mes con casi una ocupación plena de pacientes graves que requieren terapia intensiva.

“La ocupación no ha variado y estamos casi con un promedio del 95 por ciento de ocupación”, reveló el funcionario provincial, al indicar que “más allá de los acuerdos” con las clínicas de la provincia que “sumaron” nuevas plazas, “no te alcanzan las camas”, reconoció el funcionario de Jujuy.

En ese marco señaló este lunes por la tarde en una teleconferencia de prensa que “es muy complicada la situación epidemiológica y eso hace que las camas criticas estén casi siempre ocupadas”, al reiterar el porcentaje de ocupación.

Más adelante detalló que el sector público cuenta con “120 camas de terapia intensiva”, al tiempo que “se sumaron 96 camas del sector privado”, además que se “fue a buscar 60 camas en las localidades de Libertador San Martín y San Pedro y tampoco alcanzaron”, sostuvo.

“Las camas no van a alcanzar si no cortamos la circulación”, manifestó, en relación a los casos reportados, que “viene bajando en Libertador, se amesetó en Perico pero sigue subiendo en San Pedro y la capital donde hay mucha más población”, advirtió.

Jujuy registra casi 8 mil casos de coronavirus Covid-19 y con una curva de contagios ascendente desde mediados de junio acentuada en julio y agosto, lo cual puso al sistema de salud al borde del colapso por la falta de camas críticas y de recurso humano especializado, especialmente terapistas.

Frente a las carencias, la Nación envió profesionales médicos (terapistas, epidemiólogos, sanitaritas) en tres ocasiones, igualmente como es un recurso escaso permanentemente se contratan especialistas de otras provincias para paliar la emergencia; mientras la provincia también buscará acordar el arribo de “más de 200 médicos clínicos” para ampliar la atención en telemedicina.

Asimismo, se llevan adelante operativos “puerta a puerta” con personal de APS para buscar pacientes sintomáticos en los barrios de San Salvador de Jujuy y San Pedro, especialmente, donde se vienen registrando altos índices de contagios.

Por otra parte, el Comité Operativo de Emergencia provincial informó que por la aparición de nuevos casos en La Quiaca, la localidad fronteriza se suma desde hoy a los departamentos Ledesma y San Pedro y a las ciudades de San Salvador de Jujuy, Palpalá y Perico como "zona roja" de la provincia. El resto de la provincia está en "zona amarilla" por sus condiciones sanitarias.

Igualmente, en toda la provincia a pesar de encontrarse en Fase 1 del aislamiento se flexibilizaron actividades comerciales, gastronómicas y deportivas con nuevos protocolos sanitarios.

Temas