-

La odisea de un camionero que sufrió un ataque cardíaco y le negaron la atención por los protocolos sanitarios

01 de septiembre de 2020

Tiene 43 años y viajaba de Mendoza a Buenos Aires. A la altura de San Luis sufrió un pre infarto y tuvo que deambular de una provincia a otra para que lo asistieran.

Un camionero mendocino que viajaba hacia Buenos Aires fue víctima de la falta de sentido común y de la rigidez de los protocolos al sufrir un pre infarto y no poder recibir atención médica inmediata.

Martín Samia, de 43 años, comenzó a sentir fuertes dolores en el pecho. A la altura de San Luis no resistió más, frenó, abrió la puerta de su camión y cayó sobre el asfalto. Testigos que vieron lo sucedido trataron de asistirlo y llamaron a una ambulancia que llegó una hora y media después.

Primero fue trasladado hasta San Luis, allí no lo quisieron atender. Sergio Olivencia, miembro de la comisión directiva de la Asociación de Propietarios de Camiones de Mendoza y dueño de la empresa donde trabaja Samia, le explicó a El Ciudadano que le dijeron que "esa persona no podía estar allí, por lo que lo sacaron del hospital en ambulancia y "lo dejaron en Desaguadero sentado en una silla".

Camionero pre infarto
Compañeros de ruta llamaron a una ambulancia que llegó una hora y media después.

Compañeros de ruta llamaron a una ambulancia que llegó una hora y media después.

En tanto, el transportista describió que el oficial a cargo de Desaguadero determinó que no podía ingresar a Mendoza por cuestiones de protocolo, y "a nosotros que esperábamos a tres metros de allí con una camioneta para llevarlo al hospital en Mendoza, no nos permitían ingresar”, aseguró Olivencia.

Entonces, lo trasladaron a hasta Guaymallén, al Hospital de los Camioneros, en donde tampoco lo quisieron atender. "Si el dolor en el pecho no lo tiene ahora vuelva mañana”, describió Olivencia que le dijeron en la guardia.

Intentó advertirles a los funcionarios públicos que no estaban incumpliendo la ley al ingresar al chofer a la provincia y ante una nueva negativa de internación, fueron a la comisaría novena de Guaymallén, donde también se negaron a tomarles la declaración, porque según el fiscal no se estaba incumpliendo con ningún “protocolo”.

"Tuvimos que llegar a una situación de esta para que el país se entere lo que los conductores de camiones padecemos”, dijo Olivencia.

Al trascender el tema en los medios el director del hospital Santa Isabel de Hungría de los camioneros se comunicó con la esposa del hombre para decirle que lo lleven, que ahora tienen una cama, por lo que finalmente el señor está internado y tras sufrir un pre infarto.

Temas