02 de septiembre de 2020

Ambos equipos se realizaron nuevos controles, a dos semanas de comenzar la Copa Libertadores, para descartar falsos positivos y negativos

El fútbol argentino está atravesando un duro momento, debido a los casos positivos de coronavirus que están surgiendo en los distintos equipos. En los últimos días, Boca encendió las alarmas cuando anunció que tuvo un brote de contagios en la burbuja sanitaria que armaron para entrenarse de manera más segura.

En el caso de River, solamente el entrenador de arqueros dio positivo y los jugadores debieron aislarse en sus habitaciones hasta el lunes que fueron hisopados. Los resultados a comparación con el equipo "Xeneize" dieron todos negativos y este miércoles, ambas instituciones, volvieron a realizarse un control para descartar los falsos positivos y negativos.

https://twitter.com/RiverPlate/status/1300929018108280835

Estas medidas comenzarán a hacerse más seguidas porque en tan solo 15 días deberán viajar para disputar los encuentros de la Copa Libertadores. Por otro lado, el equipo dirigido por Miguel Ángel Russo llega en desventaja porque en un principio se llegó a decir que había 19 infectados con coronavirus, si esto llega a ser cierto sería un gran problema porque no llegarían con los tiempos de recuperación y preparación.

https://twitter.com/BocaJrsOficial/status/1300505608236527616

Hasta el momento, los resultados no están disponibles pero ambas instituciones confían en que todo salga como lo planearon y que la burbuja sanitaria que crearon comience a funcionar y finalmente puedan tener un poco de tranquilidad con el virus.

Temas