-

-

Con cortes de calles, la Ciudad sumará 15 áreas peatonales los fines de semana

02 de septiembre de 2020

Ante el aumento de casos de coronavirus y la habilitación de más actividades, el gobierno porteño tomó esta medida para que se cumpla con el distanciamiento social.

La Ciudad de Buenos Aires dispondrá los fines de semana de áreas peatonales para facilitar la circulación y la permanencia de las personas en polos gastronómicos y en los centros comerciales y recreativos a cielo abierto con un distanciamiento social que reduzca el riesgo de contagio de coronavirus.

Para ello, el gobierno porteño anunció un plan que contempla el cierre de calles parciales y totales en 15 áreas, una por Comuna, para bloquear el tránsito vehicular y ganar espacio para que la gente que sale a caminar o hacer alguna actividad recreativa al aire libre, pueda circular de manera segura.

La medida arrancará con tres zonas peatonales: en Villa Devoto, sobre la calle Fernández de Enciso; en San Telmo, en un polígono del Casco Histórico; y en Caballito, sobre Valle, entre Emilio Mitre y Del Barco Centenera, y prevé extenderse gradualmente al resto de las Comunas durante septiembre.

Así lo adelantaron esta tarde, a través de una videoconferencia con la prensa, el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel; la ministra de Espacio Público, Clara Muzzio, y el secretario de Transporte, Juan José Méndez.

"En los espacios públicos y verdes el riesgo de contagio disminuye 19 veces, por eso es que promocionamos estas áreas peatonales para que la gente tenga más lugar para circular y hacer sus actividades de la manera más ordenada y segura posible", dijo Miguel, quien, sin embargo, aclaró que la iniciativa no representa "una flexibilización en términos de la responsabilidad de cada uno de cuidarse" frente a la pandemia.

Las zonas peatonales tomarán 85 cuadras de 15 Comunas y estarán ubicadas, sobre todo, en manzanas en las que confluyen locales comerciales y los del rubro de la gastronomía.

En coincidencia con el inicio de plan de peatonalización, este fin de semana unos 900 locales gastronómicos comenzarán también a hacer uso de los espacios dispuestos por la Ciudad sobre la calle para la colocación de mesas y sillas para la atención a comensales más allá de las veredas.

El barrio que contará con una superficie mayor exclusiva para los peatones será Palermo ya que de las 85 cuadras contempladas, unas 36 estarán en esa zona de la Ciudad, donde hay un polo gastronómico con decenas de bares y restaurantes; en tanto que el barrio de San Telmo contará con seis cuadras afectadas y Caballito con cinco.

La ministra Muzzio destacó que "hay una necesidad concreta de la gente de juntarse, es una realidad que no puede negarse", por lo cual dijo que "el espacio público está siendo reconfigurado para garantizar el distanciamiento social y los protocolos de higiene, esenciales para prevenir futuros contagios y asegurar un acceso igualitario y seguro para todos los vecinos".

Y Méndez indicó que "las formas de moverse y habitar el espacio público en las ciudades cambiaron a partir de la pandemia. Desde nuestro rol tenemos el desafío de repensar políticas públicas que den respuesta a estas nuevas tendencias y acompañen a los vecinos en las nuevas maneras de circular e interactuar".

El cronograma establecido desde el Gobierno porteño contempla que el viernes 11 abran las zonas peatonales de Belgrano, sobre el Mercado de Juramento; de Villa Riachuelo, sobre Chilavert; en Balvanera en el pasaje Carlos Gardel; en la avenida Boedo y el Palermo Soho.

Una semana después, arrancarán en Recoleta, Palermo Hollywood, Villa Urquiza, Chacarita y La Boca; en tanto que el viernes 25 finalizarán en Parque Chacabuco, Liniers y Villa Luro.

Una vez que el esquema para la instalación gradual de las 15 áreas se complete, se espera que funcionen entre las 10 de la mañana y la medianoche, a excepción de las ubicadas en los barrios de Palermo, Belgrano y San Telmo, que estarán todos los días de la semana.

Temas