-

-

Cura celebró la muerte de una viceintendenta que estaba a favor de la ILE: "Dios le abortó la vida"

03 de septiembre de 2020

La vicejefe comunal de Villa Mercedes, Verónica Bailone, falleció tras luchar con un cáncer de pulmón. El sacerdote Juan Casamayor contestó una publicación que homenajeaba a la funcionaria. El obispo de San Luis salió a pedir disculpas.

El Obispo de San Luis, Monseñor Gabriel Barba, pidió públicamente disculpas en nombre de la Iglesia de San Luis por los dichos del sacerdote Juan Casamayor, quien al enterarse ayer de la muerte de la viceintendenta de Villa Mercedes, Verónica Bailone, publicó en las redes sociales que "ella estaba a favor del aborto y Dios le ha concedido esa gracia, le abortó la vida".

El Obispo puntano emitió un comunicado donde informa que habló con el sacerdote y le ha solicitado que pida disculpas por los mismos medios "por el dolor y el escándalo que ha generado".

Captura facebook
El exabrupto del sacerdote. Foto: Diario de la República

El exabrupto del sacerdote. Foto: Diario de la República

Añade monseñor Barba que "he saludado y dí mis condolencias a la familia, y dados estos acontecimientos, pido perdón en nombre de la Iglesia de San Luis".

Agrega en la nota oficial del Obispado que "las palabras del padre Juan Casamayor son desafortunadas frente a la muerte de la vice intendenta de Villa Mercedes, Verónica Bailone, a quién he podido visitar durante su enfermedad en su propia casa".

Verónica Bailone tenía 37 años, estaba casada y tenía un hijo, fue electa para el cargo en las elecciones comunales del año pasado. Padecía de un cáncer de pulmón desde julio del año pasado, falleció este miércoles. En vida fue militante por la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) y el aborto legal, seguro y gratuito.

Embed

Era hija de quien fue campeón argentino y sudamericano de boxeo en la categoría medio pesado en la década del 70, Abel Celestino Bailone.

El sacerdote Casamayor realizó la publicación como un comentario con su nombre y apellido en el Facebook oficial de la localidad de Unión, que mostraba un crespón negro y su dolor por la muerte de la funcionaria.

En ese lugar, 300 kilómetros al sur de San Luis, es dónde se desempeña este religioso, quién ha protagonizado varios incidentes verbales con esa comunidad por sus dichos en las homilías de las misas durante los últimos años y algunas publicaciones en redes sociales.

Temas