-

-

Postura defensiva, culpa, tristeza: lo que Lionel Messi dijo con su Lenguaje Corporal

Por: Hugo Lescano
05 de septiembre de 2020

Lionel Messi anunció en una entrevista que sigue en Barcelona. El análisis de lo que no dijo con palabras de Hugo Lescano, experto en Comunicación No Verbal.

Hace apenas unas horas, en una entrevista de escasos 20 minutos, el mejor jugador de fútbol del mundo rompió el silencio ante un periodista español intentando dar explicaciones de los dichos y entredichos que giraron en torno a su conflicto con el Barça.

En su discurso, fue enfático y claro al señalar que el presidente del club Josep Maria Bartomeu no cumplió su palabra y que su idea al salir del Barcelona, era buscar nuevas experiencias en su carrera. Sin embargo, cabe la pregunta ¿Messi, dijo todo lo que quería decir? ¿Fue sincero en todo lo que dijo? ¿Cuáles fueron sus emociones más allá de sus palabras?

Analizamos detenidamente su lenguaje corporal con el fin de verificar si existe congruencia o contradicción con su discurso, entendiendo que nuestra Comunicación No Verbal revela nuestras emociones más profundas, con mucha más precisión que nuestra verba.

El mensaje del cuerpo de Messi en la entrevista

Postura Defensiva

Desde los primeros minutos vimos a un Messi sentado frente al periodista y apoyando en el piso solo la punta de los pies al tiempo que con sus manos protegía su zona púbica como si estuviera por recibir un pelotazo en un tiro libre. Colocamos las manos en postura de protección de nuestros genitales cuando nos sentimos amenzados, o estamos en una situación que nos resulta incómoda por nuestra posición de vulnerabilidad. Asimismo cuando emocionalmente nos sentimos inestables, no apoyamos la planta de nuestros pies sino que lo hacemos solo con las puntas o los talones.

Vergüenza y Culpa

Ante la pregunta del periodista referida a por qué esperó tanto para hablar, Messi baja la cabeza, se toca la sien con su mano derecha y mira hacia abajo por unos segundos. Mirar hacia abajo, especialmente cuando hablamos de nosotros, es la reacción de nuestro cuerpo mostrando vergüenza. Posteriormente en diversas ocasiones, Lio mira abajo y al costado de manera sutil lo que señala una carga de culpabilidad sobre los hechos relatados.

Lo que Messi decidió callar

Durante la breve pero jugosa entrevista, Messi señala que esta crisis le sirvió en lo personal “para saber quién es quién”. Menciona que hubo personas que se comportaron mal con él, pero sin nombrarlas. En ese momento su mano derecha pasa por encima de la boca, tapándola parcialmente: este típico gesto de autocensura nos dice que Lio tiene mucha más información para decir y un deseo reprimido de mencionar a quienes lo traicionaron pero prefiere auto censurarse

Lo mismo ocurre cuando menciona al presidente del club. Como en una respuesta automática, su mano tapa toda la boca rápidamente en un impulso cuyo significado es la autocensura. Messi sabe más pero no lo dice. Dicha gestualidad está ligada a la información que ocultamos cuando sabemos que lo que tenemos para decir puede perjudicarnos.

Autoconsuelo

Al referirse a los cambios que hubiese generado su partida del club, el futbolista se arremanga el short y acaricia sus piernas con ambas manos. Es un gesto involuntario de auconsuelo. Lo hacemos, instintivamente cuando nos golpeamos, frotándonos para consolarnos. Es una reacción propia de nuestra especie ante situaciones que nos resultan dolorosas.

También el autoconsuelo se visibilizó en otras dos ocasiones, al referirse al hecho de no haber podido ganar la Champion. Su mano buscó su rostro para efectuar una caricia.

Intento de controlar su enojo

Un gesto recurrente en el rostro de Messi durante la entrevista fue lo que en Comunicación No Verbal llamamos la Unidad de Acción Número 8; esto es, los labios contraídos hacia adentro como si quisiéramos ocultar los dientes. Este gesto indica enojo que tratamos de disimular o contener. Hay algo que enoja a Lio en toda esta historia al punto de colocarlo en una situación estresante de tener que ocultarlo.

Pese al enojo y las emociones negativas evidenciadas en el lenguaje corporal de Messi, su cuerpo reveló durante toda la entrevista, gestualidades de control. Esto lo sabemos gracias un Código Conductual que en el nomenclador científico de la Comunicación No Verbal aparece bajo el número 40; a saber, la aspiración reiterada en la que notamos que nuestro interlocutor expande su pecho cargándolo de oxígeno pero sin soltarlo con la misma intensidad.

La tristeza de Messi

Las tristeza principales unidades de acción que reflejan tristeza; las cejas subiendo al centro (UA1), los labios deprimiéndose en las comisuras (UA15) y la elevación del mentón (UA17), aparecen de modo fugaz pero contundente al relatar que el presidente del Barcelona le había señalado que al finalizar la temporada podría irse pero finalmente eso no sucedió. Lio intenta recomponerse rápidamente de esa gestualidad que aparece en formato de microexpresión dejando al descubierto su profundo pesar.

En resumen. No es necesario que Messi ponga todo en palabras ya que la Comunicación No Verbal nos permite conocer las emociones a través de movimientos kinésicos, posturas y gestualidades expresadas en el rostro bajo la forma de conjuntos musculares (clústers) que se asocian para dar paso a los significados reales de un mensaje.

En síntesis, y a la luz de su lenguaje corporal, podemos afirmar que Messi siente vergüenza, culpa, enojo y aunque decida quedarse en el Barcelona, lo hará a desgano ya que desea estar en otro lugar. Asimismo siente presión para no brindar más información sobre la situación y tristeza por su idea trunca de comenzar una nueva etapa en su vida. Las palabras señalan parte de la verdad ya que como siempre decimos en nuestro laboratorio, nuestro cuerpo no sabe mentir.

Instagram: @hlescano

Hugo Lescano es Consultor externo de la OEA (Washington) en Comunicación No Verbal y Negociación. Además dirige el Laboratorio de Investigación en Comunicación No Verbal con sede En Buenos Aires.