-

-

De Salta a Santa Cruz: una mujer hizo dedo para encontrarse con un hombre que la rechazó

06 de septiembre de 2020

Sabrina Layampa partió desde Orán hacia Caleta Olivia para ver a Luis Pastata, a quien conoció por Internet.

Una mujer salteña llegó a pie al puesto de control Ramón Santos, en el límite de Chubut y Santa Cruz, explicando que quería ingresar a Caleta Olivia para encontrarse con un hombre.

Sabrina Layampa, de 32 años, salió caminando desde Orán, en Salta, viajó a dedo, y fue trasladada por camioneros que viajaban hacia el sur. Su destino era la ciudad santacruceña de Caleta Olivia.

El motivo que la llevó a realizar más de 2 mil kilómetros con tan solo una mochila, evadir los controles y exponerse a diferentes peligros, era encontrarse con Luis Pastata, de 29 años, a quien había conocido por Internet.

Más allá de la sorpresa ante su llegada a pie, lo grave de la situación es que la mujer se trasladó por la ruta con diferentes camioneros solidarios que la quisieron acercar rompiendo todas las normas de bioseguridad alentadas a cumplir tanto por el Gobierno nacional, como el provincial y local.

Una vez que llegó al puesto del límite provincial, Sabrina se puso en contacto con el hombre para avisarle que no la dejaban ingresar, quien le mandó un remís desde Caleta Olivia al puesto de control, según informó el portal local La Vanguardia Noticias.

La policía de Santa Cruz le labró un acta por incumplimiento de las normas decretadas por pandemia y estar transitando sin permiso alguno.

La mujer subió al remís y llegó al ingreso norte de la ciudad donde fue recibida por personal del Comité Operativo de Emergencia (COE) con todas las actuaciones de prevención y, al ser consultada sobre en qué domicilio se hospedaría o cuál era el objetivo del viaje, la mujer no supo contestar. Estableciendo las normativas vigentes, si una persona no tiene un domicilio fijado para realizar la cuarentena no puede ingresar a la localidad.

Layampa insistía en que la dejaran ingresar a la ciudad y decidió comunicarse con su "novio virtual" para que respondiera por ella. Pero cuando Pastata llegó al acceso norte y le consultaron si se iba a hacer cargo del hospedaje de la mujer en su casa, él contestó que no.

Ante la negativa, el COE debió enviar a la mujer, en el mismo remís, de regreso hasta el puesto de control Ramón Santos y de ahí buscar los medios para volver a su provincia.

Según trascendió, una persona puso a disposición una casa rodante hasta que la mujer pueda volver a Salta.

El hombre fue denunciado por el COE ante la justicia federal, ya que estaba al tanto del viaje y alentó a Layampa a que cometiera un delito de acuerdo a las medidas sanitarias dispuestas. También sería denunciado por violencia de género.

Temas