-

Mataron a balazos a una mujer a la que intentaron robarle su teléfono celular en Cañuelas

09 de septiembre de 2020

La mujer despedía de su hermana en la puerta de su casa cuando aparecieron dos jóvenes de unos 20 años, le quisieron robar el celular y como ella se negó le dispararon.

Mirta Barcia, una profesora de folcklore y ex empleada municipal de 64 años fue asesinada este martes por la noche de tres balazos por delincuentes cuando se negó a entregar su teléfono celular al ser asaltada frente a su casa en Vicente Casares 144, del barrio La Unión, en el partido bonaerense de Cañuelas.

Barcia despedía a una amiga en la puerta de su casa y fue abordada por dos ladrones armados, que llegaron caminando y quisieron robarle el teléfono celular que tenía, un Samsung JA2.

Los voceros policiales dijeron que la mujer se resistió a entregar el aparato, momento en que los delincuentes la hirieron a balazos y escaparon con el teléfono. Fue llevada al hospital local en un auto particular, donde murió como consecuencia de la gravedad de las heridas sufridas.

La investigación por "homicidio en ocasión de robo" se encuentra a cargo de la Fiscalía 1 de Cañuelas, que conduce Lisandro Damonte, y de detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Vicente, quienes ya solicitaron imágenes de cámaras de seguridad privadas y municipales para intentar obtener videos del momento del ataque e identificar a los autores del hecho.

Se dió a conocer que a unos cien metros del lugar del asalto se encontró una campera y que se analiza si le pertenece a uno de los atacantes.

"Se esperan resultados de las pericias para luego avanzar en la investigación", sostuvo una de las fuentes policiales.

Una testigo declaró ante los pesquisas que los asesinos no tenían más de 25 años, que ambos llevaban puestas capuchas y uno tapabocas.

La víctima era empleada municipal en Cañuelas, profesora de folcklore y exmujer del exconcejal del FVP Alberto Porciel. Desde el municipio de Cañuelas lamentaron el episodio y decretaron 48 horas de duelo.

En un comunicado la municipalidad afirmó: “Queremos expresar nuestras condolencias y acompañamiento a su familia en este momento de profundo dolor. Las trágicas circunstancias de su muerte nos consternan y nos sumamos al unánime pedido de justicia”.

Tras asegurar que Barcia, quien trabajó varios años en la secretaría privada de la intendencia de Cañuelas, era una "invaluable colaboradora, compañera y amiga”, la intendenta de ese municipio, Marisa Fassi, decretó 48 horas de duelo en su memoria.

Temas