-

-

Facundo Astudillo Castro: recuperaron información de los celulares de los policías

10 de septiembre de 2020

Los abogados de Cristina Castro, la madre del joven, aseguraron que el contenido de los teléfonos es "muy importante" para la causa por su desaparición forzada.

No basta con encontrar sus restos. La justicia todavía tiene que determinar qué le pasó a Facundo Astudillo Castro, y para eso son "muy importante" la información recuperada de los celulares de los oficiales de la Policía Bonaerense que la justicia secuestró en el marco de la causa por la desaparición forzada y muerte del muchacho.

Los abogados de Cristina Castro, la madre de Facundo Astudillo Castro, afirmaron que es "muy importante" la información que puedan aportar los mensajes, capturas de pantalla y fotos que figuran como borradas en los celulares del personal de la Policía Bonaerense que los especialistas de la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP) lograron recuperar, informó el diario Clarín.

"Ahora sabemos mucho más", reconocieron los abogados de Castro.

La DATIP depende directo de la Procuración General de la Nación, y por eso el equipo fiscal a cargo del caso (un trío conformado por Santiago Ulpiano Martínez, de la fiscalía 1 de Bahía Blanca, Andrés Heim, de ProCuVin, y Horacio Azzolín, de UFECI) le entregó la tarea de revisar los celulares de los policías Mario Sosa, Jana Curuhinca, Siomara Flores y Alberto González.

Desde la querella expresaron que "de las capturas de pantalla en los días sucesivos al 30 de abril, surgen datos esclarecedores para conectar personas como responsables primarios y con el hecho de la desaparición".

Facundo Astudillo Castro, de 22 años, desapareció el 30 de abril pasado cuando iba a pie a Bahía Blanca desde su casa en Pedro Luro, en el sur de la provincia de Buenos Aires. Cuatro meses más tarde sus restos fueron encontrados en un cangrejal y testigos de la causa afirmaron que el muchacho fue detenido por una patrulla de la Policía Bonaerense en un punto del trayecto.

Con la complejidad de la situación el titular de la Fiscalía 1 de Bahía Blanca, Santiago Ulpiano Martínez, unió fuerzas con la Procuraduría de Violencia Institucional (PROCUVIN) a cargo de Heim y con la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI) de Azzolin.

La querella particular está conformada no sólo por Cristina Castro pero a nivel institucional también es querellante la Comisión por la Memoria de la provincia de Buenos Aires, que pidió la intervención de DATIP.

El fiscal Martínez ya le había pedido a DATIP el análisis de la información de 31 DVD de información de los celulares de los oficiales Sosa, Curuhinca, Flores y González así como también del teléfono de otro policía, Jorge Galarza, acusado de falso testimonio.

Así se llegó al dato de que Flores borró WhatsApp de su celular el 8 de mayo o de cómo Sosa le expresó a Curuhinca que "es como dice el jefe nosotros hicimos nuestro trabajo" siendo que ellos fueron los oficiales a cargo de la aprehensión de Facundo Astudillo Castro ese 30 de abril en el acceso a Mayor Buratovich, camino a Bahía Blanca.

Todavía falta el análisis final al teléfono celular de Facundo.

Temas