-

-

La Cámara de Shopping Centers reclama por aperturas y advierte que "hay 50 mil empleos en juego"

17 de septiembre de 2020

Desde la CASC convocaron a una manifestación este jueves por la tarde en el shopping Abasto para reclamar por la apertura de los centros comerciales.

La Cámara Argentina de Shopping Centers (CASC) advirtió este jueves que "hay 50.000 empleos en juego" en el Área Metropolitana de Buenos Aires, por lo que convocó a una manifestación esta tarde con un abrazo simbólico en el shopping Abasto para reclamar por la apertura de los centros comerciales.

"Tenemos 50.000 empleos en juego en Capital y provincia de Buenos Aires entre empleados de nuestros locatarios, empleados propios del shopping y empleos indirectos, de empresas que proveen servicios de limpieza mantenimiento y seguridad", expresó el gerente general de la CASC, Mario Nirenberg.

La cámara, junto con sus locatarios y empleados de las marcas, decidió convocar para esta tarde a una concentración de vehículos a las puertas del Abasto, a las 17.30, debido a "el nulo eco que han tenido sus representaciones ante las autoridades", al tiempo que dentro de Abasto, en el Patio del Zorzal, darán una conferencia de prensa.

Nirenberg explicó que "nuestros locatarios obviamente quieren abrir por la situación crítica que están viviendo; hay 41 shopping centers cerrados, en Capital uno solo abierto -Distrito Arcos-, el resto cerrado".

"Los shopping no están cobrando los alquileres y se están haciendo cargo de los gastos"

"Un 25% de los locales ya no van a abrir el día que podamos reiniciar actividades, en un 95% son pymes", señaló, y agregó que paralelamente "los shopping no están cobrando los alquileres y se están haciendo cargo de los gastos".

"Estamos tratando de salvar los sueños de familias e inversores particulares que confiaron en el modelo y seguridad de los shopping", afirmó en diálogo con Télam.

"Presentamos un protocolo muy estricto y estamos en condiciones de funcionar con más seguridad que las galerías o negocios a la calle"

En este contexto, dijo que "desde el comienzo de la cuarentena hemos presentado un protocolo muy estricto y estamos en condiciones de funcionar con un estándar de seguridad superior al que tienen las galerías y negocios a la calle".

Detalló que en el protocolo "contamos con alcohol en gel, tomaremos la temperatura de los visitantes y tenemos un procedimiento de limpieza que se ha triplicado, seguimos estrictamente las recomendaciones del Ministerio de Salud en la materia", aseveró.

"Al comienzo de la cuarentena, cuando todos estábamos en la misma situación, avalábamos todas las medidas que había dispuesto el Gobierno, pero hoy cuando vemos galerías que no cuentan con tantos recaudos están abiertas y los shopping no, nos parece una discriminación", concluyó.