-

La oposición presenta las firmas para pedir moción de censura a toda la directiva de Barcelona

17 de septiembre de 2020

La oposición política del club presentó mediante su socio impulsor, Jordi Farré, una moción de censura en las oficinas del club contra toda la Junta Directiva.

La disconformidad entre los socios del Barcelona y la dirigencia encabezada por Josep María Bartomeu se pone cada vez más seria. Es que la oposición política avanza firmemente en la junta de firmas para pedir la moción de censura a toda la Junta Directiva de la institución española.

La entidad catalana confirmó mediante un comunicado que los promotores de esta iniciativa, lanzada hace semanas en el transcurso del conflicto de la gestión oficialista con el astro argentino Lionel Messi, reunieron unas 20.687 firmas de adhesión, lo que supera considerablemente el mínimo de 16.520 exigidas para darle curso al proceso. Ese piso de suscripciones representa el 15 por ciento de la cantidad de socios con derecho a sufragio activo.

La recolección de firmas, en medio de la pandemia de coronavirus, se realizó a través de la plataforma digital "Més Que Una Moció" (Mas que una moción), que emula al lema de la institución (Más que un club).

"Somos un grupo de socios y socias del Fútbol Club Barcelona, pertenecientes a diversos grupos de opinión barcelonistas, que buscamos presentar una moción de censura contra la actual Junta Directiva, para convocar elecciones lo antes posible", explica la página principal de la plataforma.

"Si bien sabemos que las próximas elecciones serán el año 2021, en los últimos meses los problemas económicos y deportivos del Club nos obligan a actuar. La excesiva judicialización del club, la falta de transparencia, con varios casos en investigación, y el fracaso deportivo de las secciones principales son sólo algunos de nuestros motivos. Esta iniciativa tiene el propósito de remover del Club, la peor administración de su historia", justifica.

En lo sucesivo comenzará una etapa para confirmar la validez de las firmas, pudiendo ser descartadas las que tengan defectos de forma e indagar en la autenticidad de las rúbricas.

El club deberá constituir una Mesa de Revisión para tal fin en un plazo máximo de diez días hábiles. Ese cuerpo estará conformado por los primeros dos socios que firmaron la moción, dos miembros de la junta designados por el club y un delegado de la Federación Catalana de Fútbol, que oficiará de presidente.

Si se aprueba la moción, Barcelona deberá celebrar un referéndum entre los siguientes diez y veinte días hábiles. La cesantía de la Junta Directiva será efectiva si se reúnen dos tercios de los votos y si los participantes representan como mínimo un diez por ciento del padrón electoral.

Caso contrario, la gestión Bartomeu continuará hasta los comicios que fueron adelantados para el primer día que el equipo juegue de local a partir del 15 de marzo de 2021.

Temas