-

-

Un joven con Síndrome de Down que tiene cáncer se curó de coronavirus

18 de septiembre de 2020

Su madre fue la primera en dar positivo por coronavirus y luego se contagió él cuando estaba en una ronda de quimioterapia para tratar su cáncer.

Un hombre de 33 años que tiene Síndrome de Down y está bajo tratamiento por un cáncer fue dado de alta esta semana tras haber superado un cuadro de coronavirus. Su madre también tuvo Covid-19 por lo que ambos estuvieron internados en el Hospital Independencia de la ciudad de Santiago del Estero.

Javier y su madre, Segunda Villalba, quedaron internados en el Hospital Independencia a principios de septiembre, después de que ambos dieran positivo por Covid-19.

"Javier estaba en su quimio por el cáncer. Yo me enfermé, tenía un estado gripal raro, entonces me hisoparon porque me preocupaba mi hijo y me confirmaron el 1 de septiembre que tenía coronavirus", relató Villalba a Télam.

En paralelo, Javier empezó a manifestar los síntomas menos mencionados del Covid-19, como diarrea y náuseas, por lo que estaba deshidratado. Las alarmas se encendieron en seguida por tratarse de un paciente oncológico y que tiene Síndrome de Down, dos factores que lo convierten en parte del grupo de riesgo frente a la pandemia.

"Decidieron hisoparlo a él y el 3 de septiembre dio positivo", confirmó su madre. "Esta enfermedad es horrible, muy fea, estábamos shockeados, pero gracias a todo el personal de salud hoy podemos decir que hemos vencido a este virus", agregó.

Tras los síntomas iniciales, Javier tuvo días con fiebre muy alta y una caída importante de glóbulos blancos, pero su madre contó que él "es muy especial, él casi nunca dice nada, sólo decía 'estoy mejor, estoy bien', cuando le decían que le iban a sacar sangre, él sacaba su brazo sin decir nada y las enfermeras decían 'qué buenito es él'".

Mientras tanto, Villalba seguía internada porque cursó su cuadro de coronavirus a la par de su hijo.

"Muchas noches lloraba, porque los primeros días no estaba muy bien, le costaba respirar. Entonces me arrodillaba y le pedía a Dios, porque sé que hay un Dios que nos da estas situaciones para dar una certeza que él existe", expresó la mujer, quien por un momento pensó que el cuadro de su hijo "no iba terminar bien".

Para ayudar a Javier y a su madre estuvo el personal del Centro Integral de Salud La Banda (CISB) y del Hospital Independencia, donde una enfermera responsable del Sector Azul, para pacientes con Covid-19, aseguró que el muchacho fue un paciente "muy especial" que necesitó "un tratamiento individualizado e integral".

La enfermera María Rosa Quiroga explicó que Javier fue internado "en estado delicado por la sintomatología propia que genera la quimioterapia, pero además presentaba síntomas del coronavirus" que luego se confirmó.

"El joven hoy está recuperado y el equipo está muy satisfecho de haber podido colaborar y ayudar para que pueda regresar a su hogar", expresó.

Por su parte Villaba aseguró que "Javier es quien nos hace seguir, quien nos da fortaleza, él no bajó los brazos nunca, sólo una vez dijo estoy enfermo; para nosotros él es un ángel".

Temas