-

-

Vincularon a Donald Trump con la detención de Julian Assange

21 de septiembre de 2020

Cassandra Fairbanks, partidaria de Donald Trump, presentó su testimonio en el juicio de extradición que enfrenta del creador de Wikileaks en el Reino Unido.

Julian Assange, enfrenta un juicio de extradición en Londres por el que podría ser trasladado a Estados Unidos para ser juzgado por conspirar y violar la ley de espionaje. Como parte de esa causa se conoció este lunes el testimonio escrito de la periodista Cassandra Fairbanks, quien aseguró que Donald Trump orquestó la detención del creador de Wikileaks.

Durante la audiencia pública de este lunes ante la jueza Vanessa Baraitser se leyó el testimonio de Faribanks en el que afirmó que recibía los mensajes de un grupo de chat donde había personas cercanas al presidente estadounidense, como su embajador en Alemania, Richard Grenell, y el asesor de éste Arthur Schwartz, que era colaborador de Donald Trump Jr., el hijo del mandatario.

Así fue como, según Fairbanks, en octubre de 2018 se enteró por Schwartz que el Gobierno de Estados Unidos "entraría en la embajada (de Ecuador en Londres) a detener" a Julian Assange, dando a entender que les "dejarían hacerlo" tras un acuerdo pactado entre Washington y Quito.

Schwartz también le confirmó a Fairbanks que el personal estadounidense entraría "cumpliendo órdenes directas del presidente", informó el periódico catalán La Vanguardia.

Fairbanks, que trabaja para sitios de derecha como "The Gateway Pundit" y se declara partidaria de Donald Trump, declaró a pedido de la defensa de Assange porque fue quien en enero y marzo de 2019 viajó a la embajada de Ecuador en Londres para advertirle al creador de Wikileaks sobre el acuerdo entre Quito y Washington para su detención.

Assange, de 49 años, pasó un largo tiempo en la embajada de Ecuador en Londres bajo la protección del Gobierno a cargo de Rafael Correa, pero el 11 de abril de 2019, ya con Lenín Moreno en el Ejecutivo ecuatoriano, ese apoyo se terminó y fue arrestado.

Ahora el creador de Wikileaks que es australiano, enfrenta 18 cargos por espionaje e intrusión informática en Estados Unidos, por lo que podría recibir una pena de hasta 175 años de cárcel.

El fiscal Joel Smith, que representa a la justicia de Estados Unidos en el juicio de extradición que se lleva a cabo en Londres, rechazó el testimonio de Fairbanks al considerar que ella no podía saber si lo que Schwartz le dijo "era la verdad". Tampoco quiso interrogar a la periodista.

Días atrás la abogada de Julian Assange, Jennifer Robinson, afirmó en el mismo juicio que Donald Trump le ofreció al activista un indulto en 2017 si le revelaba la fuente de los correos electrónicos robados a dirigentes del Partido Demócrata que fueron publicados antes de las elecciones presidenciales de 2016 en las que resultó ganador.