-

-

"Estamos considerando lo peor", dijo el padre de dos de los cuatro jóvenes desaparecidos en el río Paraná

22 de septiembre de 2020

Los jóvenes desaparecieron el sábado a la altura de la capital correntina. Hay un operativo de Prefectura Naval y embarcaciones particulares.

La búsqueda de cuatro jóvenes que desaparecieron el sábado en las aguas del río Paraná, a la altura de la capital de Corrientes, continuaba este martes con embarcaciones de la Prefectura Naval, pescadores, familiares y amigos, y el padre de 2 de ellos dijo que están “esperando lo peor”.

“La esperanza es lo último que se pierde, pero estamos considerando lo peor, resignados, esperando encontrar los cuerpos”, dijo Héctor Barrientos, padre de dos de los jóvenes desaparecidos.

El hecho tuvo lugar el pasado sábado a la tarde, cuando la embarcación con la que 5 jóvenes salieron a pescar, dio una vuelta de campana y sólo uno de ellos, en principio, logró salvarse al nadar hasta una isla.

La embarcación naufragó cuando los hermanos Antonio, de 26 años, y Cristian Barrientos, de 23 años; su primo, Agustín Barrientos, de 20 años; un amigo, Osvaldo Maciel y el conductor de la lancha, volvían de una jornada de pesca.

El padre de los hermanos Barrientos dijo que el grupo “salían siempre a pescar” y que no tenían chalecos salvavidas ni elementos de seguridad, pero que todos “sabían nadar”.

Y agregó que ese día “había mucho viento, el río estaba picado y el agua corría muy rápido”, y que en esa zona, a pocos metros de la Isla Meza, “es muy profundo”.

“Es demasiado esta tragedia que estamos viviendo, no recuperar los cuerpos sería un golpe muy fuerte y doloroso”, dijo conmovido en diálogo con Télam.

Sobre sus hijos, dijo que Cristian es efectivo del Ejército, que Antonio estudia un oficio y que ambos son padres, ya que “cada uno tiene un bebé”.

Barrientos señaló que “el tiempo entre las 48 y las 72 horas de transcurrido el hecho es muy importante para hallar los cuerpos” y destacó que “además de Prefectura, mucha gente colabora en la búsqueda, muchos de ellos pescadores malloneros”.

“Es impresionante la ayuda que estamos recibiendo, de todo tipo, nos traen combustible, alimentos, de todo. Nosotros estamos en el río, no dejamos de buscar”, concluyó el hombre que trabaja como chofer de colectivos y espera encontrar a sus dos hijos desaparecidos de la superficie del río Paraná.

Temas