-

-

-

"Desolados y desamparados": el drama de los gimnasios y su futuro incierto por la pandemia

27 de septiembre de 2020

Entre alquiler de elementos y clases por Zoom, los trabajadores de la actividad física intentan subsistir dentro de un rubro en peligro, mientras aguardan respuestas oficiales para volver a abrir con los protocolos correspondientes.

Gimnasios barriales o grandes cadenas, boxes de CrossFit o funcional; todos con las persianas bajas en el Área Metropolitana de Buenos Aires, algunos de forma circunstancial, aunque otros de manera definitiva. La pandemia del coronavirus golpeó con fuerza al rubro de la actividad física, que emplea a unos 80 mil trabajadores y que no sabe cuándo podrá retomar.

Desde marzo permanecen cerrados, a la espera de poder reiniciar con los protocolos correspondientes. Mientras algunas provincias han reabierto la actividad, días atrás el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, lo descartó al considerar que "la epidemiología de la Ciudad no está lo suficientemente descendida como para activar actividades en áreas cerradas”.

En la Provincia, a excepción de los casos puntuales de algunos municipios como San Isidro, Tandil u Olavarría que avanzaron sin el OK del Gobierno de Axel Kicillof, la cosa parece, aun, mucho más lejana.

https://twitter.com/gustavoposse/status/1308466091039944704

Mientras tanto, los trabajadores de la actividad física se la tienen que rebuscar para poder mantenerse a flote en un rubro que teme por su continuidad. “Habría que encontrar una palabra que sea peor que desolación o desamparo; así estamos”, se lamentó Fabián Gaglio en diálogo con Minutouno.com.

Fabián es profesor nacional de educación física y tiene su box CF Snatch en Ituzaingó donde da clases de CrossFit y funcional, y que permanece cerrado desde el 16 de marzo. “Alquilo los elementos y paso rutinas. Algunos alumnos optaron por no alquilar y que les mande videos. O me manejo por WhatsApp con un contacto más directo”, explicó, y aclaró: “Pero alcanza solo para pagar los impuestos. Es para tener un contacto con algunos clientes, aunque muchos no han querido entrenar en casa”.

Como en casi todos los casos, no puede levantar la persiana a pesar de tener listo el protocolo, basado en el que preparó la Cámara Argentina de Gimnasios, y de contar con espacio al aire libre en donde podría recibir a sus clientes con los cuidados necesarios. “Es doloroso porque uno quiere trabajar y hacer las cosas por derecha. El 90% de los gimnasios va a cumplir los protocolos”, insistió.

La “buena voluntad de la dueña del local” ubicado en una importante avenida del municipio bonaerense, le permite al entrenador mantener la esperanza de volver a abrir las puertas a sus clientes, aún con el temor de haber perdido alumnos ya sea por el tiempo transcurrido sin entrenamientos o por la situación económica general. Mientras tanto espera esas “respuestas”, por parte de las autoridades, que por ahora escasean.

para nota gimnasios.jpg
La mayoría de los gimnasios del país permanecen cerrados desde la llegada de la pandemia del coronavirus. Foto ilustrativa. 

La mayoría de los gimnasios del país permanecen cerrados desde la llegada de la pandemia del coronavirus. Foto ilustrativa.

“La opción es ir a una plaza o por Zoom”, se lamentó Lucas Rodríguez, entrenador personal que antes de la pandemia trabajaba con sus propios alumnos en un gimnasio de Parque Leloir, y además en un club de rugby en Hurlingham.

“Seguí con mis alumnos a través de Zoom y a distancia: les mando la rutina y la hacen en sus casas”, explicó a Minutouno.com el profesor de educación física, quien reconoce que no le quedó otra que “aggiornarse” para brindarles distintas opciones a sus alumnos para entrenar en sus domicilios sin materiales. “Usamos bidones, cosas que tienen en sus casas; le agregamos agua o arena para que tenga más peso”, completó.

A la espera de la llamada “nueva normalidad”, Lucas está preocupado por el “golpe al bolsillo” que le significó la paralización de la actividad por la pandemia. “Perdí alumnos porque hay un target de gente que les gusta entrenar en el gimnasio, por los materiales y la infraestructura”, contó.

Y es que, por la crisis económica derivada de la pandemia y la imposibilidad de operar, los gimnasios perdieron alrededor del 70% de los clientes, según dijo semanas atrás a La Nación, Fernando Storchi, fundador de la cadena Megatlon y titular de la Cámara Argentina de Gimnasios.

De acuerdo con la información publicada por la Cámara, se estima que ya cerraron definitivamente unos 1.000 establecimientos, entre grandes cadenas y negocios de barrio, de un total de 8.000 que operaban en el país antes de la llegada del coronavirus. Cerca de un 40 por ciento de los gimnasios se encuentran en el AMBA.

Además de armar un protocolo, desde fines de agosto un grupo de gimnasios y clubes de todo el país reclaman al Gobierno nacional, provincial y porteño (a través de una petición de firmas que circula por la plataforma Change.org) ser reconocidos como agentes de salud, ya que, según defienden, su servicio "contribuye al bienestar físico y psíquico de la población".

Entre esos puntos, los gimnasios piden el reconocimiento como como agentes de salud, la reducción del IVA al 10,5%, la continuidad del programa ATP (Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción) durante los seis meses posteriores al momento de su apertura, el acceso a créditos a tasa cero para pago de salarios, la reducción de aportes y contribuciones, y la reapertura de los establecimientos.

En este sentido, la Unión Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (UTEDYC) también se manifestó al respecto y emitió un comunicado la semana pasada, expresando su preocupación y pidiendo por la apertura de los establecimientos.

Mientras tanto, Fabián y Lucas coinciden en la importancia del retorno de la actividad física, con los cuidados necesarios. Y aunque reconocen que hay muchos colegas que en la actualidad lo están haciendo de forma clandestina, aguardan el visto bueno de las autoridades para volver a trabajar y brindarles a sus alumnos un momento y un lugar seguro para entrenar.

Temas