-

-

Joe Biden presentó su declaración de impuestos antes del debate presidencial

29 de septiembre de 2020

El candidato demócrata publicó su última declaración fiscal para diferenciarse, una vez más, de su rival republicano, Donald Trump, a quien cruzará este martes.

Serán 90 minutos muy intensos. Es lo único que está claro justo antes de que ocurra en Cleveland el debate presidencial entre Donald Trump y su contendiente, Joe Biden, y como preparación al evento el candidato del Partido Demócrata se quiso diferenciar de su rival con un gesto simbólico: presentó su última declaración fiscal en la que se ve cuánto pagó de impuestos en 2019.

De acuerdo con la información reproducida por CNBC, Biden y su esposa Jill pagaron US$ 299.346 en impuestos federales en 2019, una diferencia impresionante con respecto al balance de Donald Trump que obtuvo The New York Times, donde consta que el actual presidente de Estados Unidos pagó apenas US$750 en 2016, cuando ganó las elecciones contra Hillary Clinton.

"El pueblo estadounidense merece transparencia de sus líderes y por eso hoy publiqué mis declaraciones fiscales de los últimos 22 años", afirmó Biden, de 77 años, en su perfil de Twitter tras publicar 40 páginas sobre su situación fiscal en los estados de Delaware y Virginia.

Acompañado por la senadora Kamala Harris frente a la fórmula reincidente de Donald Trump y Mike Pence, Biden también se diferenció de Trump como parte de su campaña al hacer foco en su capacidad para decir la verdad y ser transparente, algo que se pondrá a prueba en el debate de este martes, que será seguido de cerca por un ejército de chequeadores de datos.

Durante todo el día la atención estuvo en la actividad fiscal de la fórmula electoral demócrata y Kamala Harris, y su marido, el abogado Doug Emhoff, pagaron US$ 1.185.628 del Impuesto sobre la renta en 2019 tras haber declarado un ingreso global de US$ 3.018.127, mayormente producto de la actividad privada de él.

Además, Karris y su marido desembolsaron US$ 35.390 en donaciones durante 2019, mientras Jill y Joe Biden aportaron US$ 14.700 en acciones donaciones de los US$ 944.737 globales que percibieron ese año.

Biden había difundido en julio de 2019 sus declaraciones fiscales para 2016, 2017 y 2018 en el marco de las primarias en las que se impuso para ser el candidato demócrata. De nuevo, la publicación de este martes tiene como objeto el impacto en el público, sobre todo cuando el domingo pasado salió la primicia de los registrosfiscales de Donald Trump.

The New York Times detalló que Donald Trump pagó también US$ 750 en Rentas tanto en 2016 como en 2017, cuando ya era Presidente, mientras que durante la primera década de los 2000 ni siquiera aportó al fisco porque declaró más pérdidas que ingresos en sus negocios.

Sin embargo, en el diario notaron que esas pérdidas monetarias no le impidieron mantener el "costoso estilo de vida al deducir impuestos sobre lo que algunos considerarían gastos personales".

Por ejemplo, el Presidente gastó en sus residencias, aviones y hasya pagó US$ 70.000 en la peluquería para presentarse en televisión, o para que su hija Ivanka Trump se maquillara.

El medio informó que Donald Trump redujo su carga impositiva "con medidas cuestionables", como un reembolso de casi US$ 73 millones que por estos días es investigado por el Servicio de Impuestos Internos (IRS).

Encima Trump es "personalmente responsable" de una deuda de US$ 300 millones que vence en los próximos cuatro años.