-

-

La Ciudad evalúa abrir los shoppings y gimnasios, y la Provincia bares y restaurantes al aire libre

Por: Rosalía Costantino
05 de octubre de 2020

Larreta también insistirá con las clases en patios de escuelas para 6.500 chicos, y se estudia el regreso del servicio doméstico. Kicillf, en tanto, también ampliará la apertura de obras privadas.

El confinamiento poco a poco está llegando a su fin con la apertura de la enorme mayoría de las actividades en el AMBA, pero en especial en la ciudad de Buenos Aires, aunque todavía hay sectores clave que nunca pudieron abrir en 200 días de cuarentena. Para la próxima etapa de la apertura gradual sería el turno de la vuelta de varios de ellos siguiendo estrictos protocolos.

CIUDAD

Voceros del Ministerio de Desarrollo Económico porteño confirmaron a minutouno.com que en estos días resolverán si plantearán en la reunión con el presidente Alberto Fernández la apertura de los gimnasios y de los 16 shoppings que hay en la Ciudad.

Captura de pantalla 2020-10-05 a las 12.04.45 p.m..png

En tanto, desde la cartera educativa que conduce Soledad Acuña aún esperan una respuesta del ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, sobre la vuelta a clases para 6.500 alumnos de barrios populares que perdieron todo tipo de conexión y vínculo con la escuela en estos meses de cuarentena.

"No nos dijeron nada todavía sobre la propuesta de clases de a grupos de 15 chicos en los patios. Vamos a insistir para poder avanzar con ellos", afirmaron a este portal voceros de acuña.

Captura de pantalla 2020-10-05 a las 12.04.55 p.m..png

Respecto de los shoppings, sería con capacidad reducida y solo pueden ingresar más personas a medida que salen quienes están adentro. En tanto, para los 1.350 gimnasios de los que dependen unos 17.000 trabajadores - y que llevan realizando distintas protestas- se estudia una apertura o bien con turno previo y grupos reducidos o que los profesores den clases en parques y plazas porteñas.

En San Isidro, partido del conurbano bonaerense, los gimnasios abrieron desde mitad de septiembre, pero porque su intendente, Gustavo Posse, empezó a realizar aperturas deliberadas, sin el consenso del gobierno provincial- que no autorizó los gimnasios en distritos en fase 3- ni de Nación.

Otra posible vuelta en la Ciudad al servicio sería el servicio de las empleadas domésticas, que suman 70.000 las que viven en la ciudad de Buenos Aires y sólo a ellas se las habilitaría siempre y cuando no usen el transporte público.

Desde la Ciudad son claros con el mensaje: hace 3 semanas consecutivas que los casos oscilan entre los 800 y los 1000, lo cual muestra un descenso respecto del pico de agosto y los primeros días de septiembre. La misma situación se da en el Gran Buenos Aires, pero no así en el interior bonaerense o en algunas provincias donde hubo rebrotes y la situación es crítica.

Captura de pantalla 2020-10-05 a las 1.30.30 p.m..png

PROVINCIA

Al igual que en la Ciudad, los contagios por Covid-19 en el conurbano bonaerense continúan en desaceleración y la gestión de Áxel Kicillof confía en que la inversión realizada en el sistema de salud permita la apertura de nuevas actividades para la semana próxima.

Voceros del Ministerio de Salud bonaerense confiaron a minutouno.com que le propondrán al Presidente la apertura de las obras y refacciones privadas grandes. En la última etapa de la cuarentena, ya se habían habilitado las obras chicas con movilidad propia y no más de 15 personas, así como las obras grandes que estuviesen por finalizar o que corran peligro de derrumbe. Ahora se busca ampliar la habilitación de las obras y con más trabajadores.

También se pediría la habilitación del servicio de mozos de bares y restaurantes al aire libre, tal como rige en Capital Federal.

"Cuando la situación de contagios todavía es elevada, la ocupación de las camas de terapia intensiva en la Provincia no supera el 60%", destacaron desde la cartera que está al frente Daniel Gollan.

Por el descenso ligero de casos, la Provincia adelantó este lunes apertura de actividades: misas de no más de 20 personas, rodaje de TV y producciones audiovisuales con protocolos, y talleres en establecimientos culturales y estudios. Artistas a ensayar en sus estudios con protocolos.