Lo real vs Lo irreal

Por: Claudio María Domínguez
12 de octubre de 2020

Si antes de la pandemia llegabas tarde sin avisar a todos tus sueños, si los volviste clandestinos con el aislamiento, ¿cómo saber qué es real y qué no?

Lo irreal es el pasado, el futuro. Lo único real es lo que está sucediendo ahora, el eterno presente. Se define como “lo real” a lo que es permanente, lo irreal es lo cambiante. Todo lo que tiene nombre y forma, comienzo y final, es ilusorio. Lo real, siempre ES. Sólo es irreal lo que ya vivimos.

Si todo el tiempo mientras la telenovela se desarrolla ante mis ojos, yo sé quién es el actor que interpreta roles, develás el sentido de la vida porque estarás transitando la ilusión siendo consciente de que es irreal. Todo cambia, todo tiene un final de estado y transformación. Cuando nos percatamos de esta verdad, la realidad ya no nos afecta tanto.

Lo único real es lo que vos sos, siempre existiendo en diversas formas, pero siempre el mismo ser.




¿QUIEN PUEDE HERIR A UN EGO QUE YA ESTA VACÍO?

Si te vacías de tu ego, ¿quién te puede dañar? Si no hay nada a lo que aferrarte para defender una imagen que los demás tienen de vos, si ya te desprendiste de esas máscaras, ¿quién puede afectarte? Si ya no tenés nada externo que controlar porque hiciste contacto con lo interno. Ya no tenés la tensión de sostener una imagen. Sé libre, sé feliz, sé luminoso, sé verdadero, sé lo que vos sos.

Mientras tenemos el cuerpo, deberíamos develar el misterio de la existencia.

¿Cómo se combina la vida espiritual con el mundo cotidiano? La frase de Jesús: “Sean de este mundo, pero no le pertenezcan” significa que hay que mantenerse firme en la verdad. Amar a todos y comprender que cualquier energía que no sea de tu similitud, se va a decantar rápidamente. Si te mantenés en tu luz, te va a tocar por ley de atracción, gente muy amorosa.

Despertar a la conciencia es tener una vida que se llame vida, abrir la cabeza, el hipotálamo de toda vieja estructura mental y hábito dañino que te mantuvo en el adormecimiento mental durante tantos años, en los que no te animaste a brillar con luz propia.

Sé diferente a lo que hasta ahora no te funcionó en la vida. ¿Cuánto tiempo más vamos a hacer zapping en los canales externos para no entrar en los canales de luz que tenemos?

Despertar de conciencia es hacerte más profundo, ir a tu interior y hacerte el héroe de tu historia, el protagonista de tu vida y no seguir siendo el espectador pusilánime, triste de la vida del otro. Mendigo, emocional “amame, llamame, no te vayas de mi vida” el despertar implica liberarse de esas actitudes tan bajas, elevarnos y hacernos amplios de mente y espíritu.

Sé feliz ahora, hacete inmortal en este momento.

Temas