-

-

-

-

-

Nodio: la jueza rechazó la cautelar presentada por Stornelli y no indagará a Lewin

16 de octubre de 2020

El fiscal había dado curso en tiempo récord a la denuncia presentada por el macrismo contra el Observatorio que buscará desactivar fake news.

En tiempo récord el fiscal Carlos Stornelli había recomanedado el jueves avanzar hacia la indagatoria de la titular de la Defensoría del Público, Miriam Lewin, por el proyecto NODIO, a la vez que pidió a la jueza María Eugenia Capuchetti, el dictado de una medida cautelar con el fin de que no se desarrollen actividades relacionadas con el Observatorio creado para desarticular fake news.

Sin embargo la magistrada rechazó de plano este viernes los planteos realizados por el fiscal ligado al macrismo y se negó avanzar con la indagatoria así como tampoco otorgó la medida cautelar. La juez Capuchetti se limitó a pedir documentación sobre el Observatorio.

Según la denuncia realizada por Juntos por el Cambio no se trataría de “un observatorio contra la desinfinformación y la violencia simbólica” tal como fue presentado sino de un intento de disciplinamiento de los medios de comunicación.

A la periodista la acusaron de abuso de autoridad y violencia de los deberes de funcionario público. La denuncia recayó en el juzgado a cargo de Capuchetti, con la intevención del fiscal Stornelli, quien impulsó la investigación en tiempo récord.

“Señora Juez, una seria inquietud sobrevuela la Argentina, quizás una de las más peligrosas, aquella que se refiere a la amenaza a las libertades individuales. ¿Será que existen grupos cuyo perverso plan sea ese?”, escribió el fiscal en su requerimiento a la jueza Capuchetti. Stornelli entiende que hay “censura”, “nostalgia del despotismo” y se pregunta “No ha muerto la mazorca?”.

Desde la oposición salieron a fustigar la iniciativa, al considerarlo como un ataque a la libertad de prensa y propio de regímenes dictatoriales, lo que fue recogido por el fiscal Stornelli en su dictamen.

“Más allá de toda diligencia que pudiera resultar útil y pertinente, esta Fiscalía estima que, con el cuadro actual se encuentra suficientemente conformado el estado de sospecha previsto en el artículo 294 del C.P.P.N. respecto de la funcionaria Miriam Liliana Lewin, sin perjuicio, reitero, de otras eventuales responsabilidades que la instrucción pudiera arrojar”, sostuvo el fiscal al pedir la indagatoria de la funcionaria.

Stornelli asimiló la decisión del gobierno con el fascismo y se pregunta “¿Será que algún o algunos trasnochados, nostálgicos del medioevo, quieren avanzar sobre la libertad ambulatoria primero, la de expresión después, y finalmente la de pensamiento?”

Antes de su conclusión reconoció lo dañino que puede ser la propalación mal intencionada de noticias falsas o maliciosas, tanto a nivel institucional como a nivel personal.

Pero aclara que “el tema aquí es que el aparato estatal se estaría arrogando, vía este famoso Observatorio, la potestad de definir o calificar qué noticia o expresión pública tendría o no tal alcance malicioso; y más cuestionable aún, se arrogaría la todo poderosa potestad de desarticularlas (conforme el propio comunicado oficial) o, en otras palabras, aplicarles censura”.

Palabras de Stornelli: “¿Volveremos a los comisarios políticos y a los delatores jefes de manzana? ¿Se castigará a la prensa, especialmente libre, otorgándosele a la esclava patente de corso? ¿No ha muerto la Mazorca? Pareciera que, en una persistente regresión, estamos obligados a discutir una y otra vez cuestiones obvias y derechos fundamentales, ideas que inspiraron a ¡os grandes pensadores y padres de esta patria y tantas otras naciones libres. ¿Será porque hay nostalgia del despotismo?; ¿Será porque la libertad es peligrosa?

“Yo mismo he sido objeto de la mentira calumniosa, obscena, violenta y descarada. Jamás cuestionaría la libertad para hacerlo. Elijio siempre la libertad . ¿Ha mutado el virus del fascismo y en realidad no ha muerto?”, escribió el fiscal.

Al presentar Nodio la Defensoría del Público aseguró que el nuevo organismo estará dedicado a registrar, analizar y prevenir el caudal de informaciones y contenidos maliciosos y falsos en los medios de comunicación masivos, con el objetivo de garantizar a la ciudadanía la protección contra noticias que promueven la polarización social y la violencia.

Al presentar el nuevo observatorio, Lewin afirmó que “en un tiempo de aislamiento, en el que medios y redes son nuestra ventana al mundo, la difusión de mensajes favorables a la dictadura cívico militar, misóginos, sexistas, racistas, xenófobos, homofóbicos intoxican el debate democrático y refuerzan opiniones que promueven la polarización, cancelan la diversidad y pueden conducir, incluso, a la violencia física”.

“Insultar a quien piensa distinto, cancelar a quien es diferente, descalificar, agredir y no argumentar, bloquea el diálogo y vulnera derechos. Construir con falsedades noticias que apelan a la emocionalidad y fortalecen prejuicios que fomentan la intolerancia es poner en riesgo la convivencia democrática”, subrayó.

Temas