-

-

-

El criterio que hubiera desarmado la polémica entre Vélez y Huracán por ser cabeza de serie

Por: Facundo Baez Rodríguez
16 de octubre de 2020

El uso de un criterio con sustento deportivo y lógico para la elección de los cabezas de serie podría haber evitado una polémica que continúa.

Muchos antes del sorteo de los grupos de la Liga Profesional de Fútbol, que tuvo lugar este viernes, ya se había generado polémica en torno al mismo. Con antelación, se había anunciado que los seis cabezas de serie de los grupos serían River, Boca, Independiente, Racing, San Lorenzo y Vélez. Esto generó indignación, muy visible en las redes sociales, por parte de los hinchas de Huracán, quienes alegaban que su club merecía más ser cabeza de serie que el “Fortín”.

Como paradoja del destino, el sorteo de este viernes llevó a Huracán al grupo del que Vélez es cabeza de serie y que compartirán también con el Gimnasia de Diego Maradona y Patronato. Más allá de esta casualidad, esta discusión, que muchas veces se aborda desde intangibles más que desde hechos concretos, se podría haber evitado si se hubiese elegido y comunicado un criterio lógico y deportivo para la elección de los cabezas de serie.

Si tomamos como ejemplo a la Copa del Mundo, en las últimas ediciones en las que la primera fase contó con ocho grupos de cuatro selecciones, el criterio utilizado para elegir las cabezas de serie fue bastante sencillo: aparte del anfitrión, las otras siete cabezas de serie fueron las siete selecciones clasificadas al Mundial de mejor ubicación en el Ranking FIFA. En Rusia 2018, Alemania (1), Brasil (2), Portugal (3), Argentina (4), Bélgica (5), Polonia (6) y Francia (7) fueron las cabezas de serie siendo el Top 7 del Ranking FIFA de ese entonces, acompañados por Rusia por su condición de local.

Si bien el fútbol argentino no cuenta con un ranking similar, se podría haber usado algún criterio de índole deportiva que disipe discusiones. Los títulos internacionales podrían haber sido una buena alternativa. Si este torneo requería de seis cabezas de serie, las casualidades marcan que justamente el fútbol argentino cuenta con seis equipos que lograron la proeza de ser alguna vez campeones del mundo: Boca, en tres oportunidades; Independiente, en dos; y River, Racing, Vélez y Estudiantes de La Plata, en una ocasión.

Otros criterios podrían haber sido el número de Copas Libertadores obtenidas, lo que habría dado un cuadro similar al de títulos intercontinentales, o en su defecto el de títulos locales. De una forma u otra, la elección y comunicación de alguna de estas alternativas podría haber disipado esta polémica.

Temas