-

-

"La Faraona" rompió el silencio tras ser acusado de pedófilo: el descargo de Martín Cirio

20 de octubre de 2020

Luego de que se viralizaran viejos tuits suyos haciendo apología de la pedofilia, el instagramer pidió disculpas, se defendió y dijo que seguirá haciendo videos. "No voy a quedarme callado", aseguró.

Frente a esto, el comediante de 36 años decidió romper el silencio luego de varios días y publicó un video en su cuenta de YouTube para realizar su descargo y pedir disculpas por lo sucedido. El mismo cosechó más de medio millón de visitas en apenas algunas horas.

"Quién es Martín Cirio", se titula el video en el que Cirio arrancó pidiéndole disculpas a El Dipy, el cantante al que había atacado y quien fue el encargado de sacar a la luz los aberrantes tuits del humorista.

¿QUIEN ES MARTIN CIRIO?

"No soy amigo de El Dipy, no sé cómo pensará ahora, pero como todo el mundo se debe haber deconstruido, y las cosas que cantaba hace unos años no tienen nada que ver con lo que piensa ahora. Lo que hice es, básicamente, lo que están haciendo conmigo ahora”, manifestó.

Sobre los tuits en cuestión, Cirio afirmó: “Leyeron un montón de tuits aberrantes que cuando me desperté y vi las capturas que me mandaron mis amigos no podía creer cómo pude haber escrito algo tan aberrante. Obviamente los escribí yo pero no me reconocía, ni siquiera recordaba haberlos escrito. Yo tuve un proceso de deconstrucción y crecimiento que es muy reciente”.

Para defender su postura, "La Faraona" contó cómo era Twitter en aquella época (hace diez años): “Estaba lleno de gente de entre 20 y 40 años y se trataba de ser picante, quién decía la mayor aberración, y todos lo festejaban. Si ponías ‘hice patria, maté a un chorro’, tenías gente que se cagaba de risa y te redoblaba la apuesta. No era el lugar donde estaba mi madre”. Y agregó: “En Twitter no había fotos de la cara, había personajes, podías decir ‘negro de mierda’, ‘gordo de mierda’, ‘hay que matar a los negros’ y nadie cancelaba eso. Era el humor del peor, del más repudiable”.

“Hoy leo mis tuits y de ninguna forma puede ser gracioso, me da vergüenza, cómo puedo ser tan monstruo de escribir esa mierda, no lo puedo justificar. Ni siquiera creo que fue humor porque no era gracioso. Era ser picante por ser picante. Pero no dejaba de ser un personaje. Repudiable y lo que quieran, pero un personaje", agregó.

Sorpresivamente, el influencer dijo también que todo esto forma parte de una movida para "hacerlo desaparecer", debido a que en su cuenta él suele denunciar a políticos poderosos y gente con contactos: “Esos tuits los tenían guardados hasta que en algún momento metiera la pata, como con El Dipy. Entonces los sacaron para que mi imagen pública se destruyera y de repente todo por lo que milité y fui activista pierde validez y es descalificado”.

“Cuando llegué a tener un nivel (de exposición) en el que sé que lo que digo lo puedo poner en agenda, me cargué un montón de causas al hombro y eso tiene un precio, que lo estoy pagando. En el sistema, cuando te quieren sacar de encima, te prohíben, como lo que pasa en la tele, que dicen ‘vos no vas a trabajar en ningún lugar’ y llaman a las tres productoras que hay y eso genera que esa persona se vaya a otro país o esté prohibida. No es que te matan, pero te cortan las piernas”, añadió al respecto.

Finalmente, Martín Cirio dejó bien en claro que, pese a esto, y luego de tomarse "algunos días" en las redes, no dejará de hacer videos e intentará seguir con su carrera.

"No voy a desaparecer ni quedarme callado. Voy a seguir denunciando las cosas que me están pasando. Por más que me refloten tuits de mierda y me quieran hacer quedar como un pedófilo van a tener que matarme para hacerme callar la boca", concluyó.