-

Crimen de Abigail: los amigos enterraron sus restos y sigue la búsqueda del sospechoso

21 de octubre de 2020

Los nenes estuvieron presentes en el último adiós a la nena de 9 años que fue violada y asesinada. Se creía que el homicida podía ocultarse en una finca de paltas.

Familiares, amigos y vecinos le dieron el último adios a Abigail Riquel, la nena de 9 años que fue asesinada en Villa Muñecas, Tucumán. Una foto que se viralizó en las últimas horas, resumió todas las palabras que podrían haberse usado para describir ese momento, en la imágen están sus amigos despidiéndola en el lugar de su sepultura.

Embed

Mientras tanto el principal sospechoso del crimen, un hombre con antecedentes por abuso sexual que había salido recientemente de la cárcel, sigue prófugo y la policía de Tucumán desplegó un operativo de búsqueda y rastrillajes para encontrarlo.

Según informó La Gaceta, se trata de un ex presidiario de 25 años, apodado “Culón”, que salió hace menos de diez días de la cárcel y cuenta con numerosos antecedentes en el que figuran al menos diez intentos de robos, entre ellos a mano armada y de motocicletas, además de ser adicto a las drogas.

Los vecinos persiguen el rastro del presunto femicida y anoche más de una vez su búsqueda se cruzó con la de los efectivos. Sin embargo, el sospechoso no aparece y crecen la preocupación y el malestar por la situación.

nena muerta tucuman

En las últimas horas algunos vecinos quemaron gomas y protestaron frente a la seccional 12, y también anunciaron una marcha para este miércoles. "No se avanzó en nada, al tipo no lo pueden encontrar desde el domingo. ¿Qué están esperando, que haya otra Abigail?", cuestionó indignada la madre de la nena asesinada.

Por su parte, otro vecino que participó de los rastrillajes dijo al mismo sitio: “Viene dejando rastros por todos lados: encontramos unas ropas con sangre que estamos seguros que son de él; también hallamos un machete y medio sandwich que creemos que los dejó al escuchar que alguien se acercaba”.

El crimen de Abigail

El domingo apenas pasadas las 9 de la mañana, Abigai les dijo a sus papás que se iba a jugar a lo de una amiga. Nunca volvió. Siete horas después, tras la denuncia de sus padres por desaparición, la nena fue encontrada muerta a 400 metros de su casa. Estaba boca abajo, semi enterrada entre montículos de tierra del barrio Villa Muñecas, una zona humilde de San Miguel de Tucumán.

Los resultados preliminares de la autopsia indicaron que Abigail, como la llamaban en su familia, fue asesinada mientras el asesino abusaba de ella. Los peritos forenses que trabajaron sobre el cadáver indicaron que el violador intentó asfixiarla y la mató tras varios golpes en la cabeza con un bloque de tierra dura.

J.G., apodado “Culón”, de 25 años, fue acusado compo el sospechos del crimen. Varios testigos declararon que lo vieron caminar junto a Abigail a la hora en que el papá de la nena contó que la víctima se fue de la casa a lo de una amiga.

Los testimonios de las personas del barrio coinciden en la descripción física del sospechoso y las fotos de este hombre que los investigadores encontraron en las redes sociales.

Al sospechoso seguramente se le impute el delito de abuso sexual con acceso carnal y homicidio criminis causae, que es el crimen que se comete para ocultar otro delito. La pena, de hallarlo culpable en un juicio, es la prisión perpetua.

Temas