-

-

Advierten que Córdoba atraviesa la peor situación ambiental de la historia por los incendios

21 de octubre de 2020

En lo que del año se quemaron más de 350.000 hectáreas y alertaron por la toxicidad del agua que consumen la población.

El biólogo Raúl Montenegro advirtió este miércoles que Córdoba viene por años acumulando daños en su medio ambiente, y que sumado los últimos incendios “en este momento la situación ambiental es la peor de toda su historia”.

El biólogo también alertó por la toxicidad del agua que consume la población debido a los residuos y sedimentos que deja el fuego y son arrastrados por las lluvias hacia las cuencas hídricas.

En lo que va del año “se quemaron más de 350.000 hectáreas, en una provincia donde solo quedaba menos del 3% de bosque en buen estado de conservación, y que venía sufriendo un promedio de 5.000 hectáreas de desmonte por año", según precisó Montenegro en declaraciones a Télam.

Al respecto agregó que este año es también “el momento de mayor vulnerabilidad histórica a las sequías, a las lluvias y al Cambio Climático Global”.

Asimismo dijo que la reforestación no es la solución para restaurar lo arrasado por los incendios, al sostener que “la biodiversidad no se planta. Solo la biodiversidad que aún tenemos puede reconquistar los ambientes”, afirmó.

En Córdoba había 12 millones de hectáreas de bosque nativo a comienzos del siglo XX; actualmente apenas sobreviven 360.000 hectáreas con buen estado de conservación, dijo y sostuvo que “la tarea natural de recolonizar demandará mucho más tiempo que los casi dos siglos durante los cuales se destruyó la mayor parte de la biodiversidad provincial”.

En cuanto a los efectos inmediatos después de los incendios, manifestó que hay que tener muy en cuenta que los incendios más graves se registraron en zona serrana, donde se fabrica la mayor parte del agua que bebe la población local.

Con las serranías desprovistas de vegetación protectora y biodiversidad, “el agua de lluvia, en lugar de infiltrar y alimentar esa gigantesca esponja rígida que son las sierras, correrá en superficie erosionando el suelo y llevando sedimentos con materia orgánica, fósforo y nitrógenos a los ríos y lagos”.

En ese sentido agregó que con esa situación “peligran las necesarias vertientes para el invierno del 2021, que es nuestra época seca. Además el fósforo y el nitrógeno agravará la eutroficación cultural del lago San Roque y otros lagos, con sus malolientes superpoblaciones de algas verdeazuladas, tóxicas”, además de aumentar los sedimentos.

Para atenuar los impactos consideró que se debe replantear por completo el Programa Provincial de Manejo del Fuego para implementar prevención todo el año, duplicación del presupuesto, sumar brigadistas vecinales capacitados, protección de las cuencas hídricas, no construir un canal con desnivel desde el Río Paraná, inteligencia territorial y un mapa de la poca biodiversidad que queda en Córdoba.

Montenegro es presidente de la Fundación para la Defensa del Ambiente (Funam), distinguido por sus investigaciones ambientales con el Premio Nobel Alternativo 2004 (RLA- Suecia); Premio Global 500 de Naciones Unidas 1989 (UNEP- Bélgica); Premio Nuclear Free Future Award 1998 (Austria) y Premio a la Investigación Científica (Universidad de Buenos Aires), entre otros.

Temas