-

-

Rosario: cuatro homicidios y una fiesta clandestina que terminó a cuchillazos

24 de octubre de 2020

Una serie de crímenes se registraron entre la madrugada y la mañana del sábado. Una reunión clandestina terminó a los tiros en las calles rosarinas.

Cuatro homicidios ocurrieron entre la madrugada y la mañana del sábado en Rosario en una fiesta clandestina, una pelea callejera que terminó a los tiros, una vivienda y una discusión entre vecinos por el volumen de la música, informaron fuentes policiales y judiciales.

Además, un joven resultó herido de gravedad y se encuentra internado en "estado reservado" por las puñaladas que recibió a la salida de la fiesta ilegal mencionada, hecho por el que había tres personas demoradas.

Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que los tres asesinatos, ocurridos en distintos hechos, estarían motivados de acuerdo a las incipientes investigaciones en "conflictos interpersonales".

Esa es la segunda categoría que explica las motivaciones de la violencia homicida en Rosario luego de las disputas entre bandas criminales del narcomenudeo, según las estadísticas del Ministerio de Seguridad de Santa Fe.

Mientras el 39,4 por ciento de los asesinatos ocurridos entre enero y septiembre de este año estuvieron motivados en disputas de las "economías ilegales/organizaciones criminales"; el 36,6 se explica por "conflictos interpersonales", según los datos del Observatorio de Seguridad Pública de la provincia.

El primero de los crímenes ocurrió alrededor de la 1.30 en Esperanza al 900 de Villa Gobernador Gálvez, localidad lindera con Rosario hacia sur.

De acuerdo a las primeras averiguaciones, un joven identificado como Maximiliano Alejandro Rojas (25) fue apuñalado en el abdomen "en medio de una gresca", informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

El muchacho fue trasladado en un primer momento a un sanatorio de esa localidad donde los médicos decidieron, por la gravedad de las heridas, su traslado al hospital de Emergencias de Rosario, en el que falleció pasada las 3 de la madrugada.

Las primeras averiguaciones apuntan a que el crimen se produjo por un problema con un vecino de la víctima, que le había reclamado por el volumen de la música que el joven y sus amigos estaban escuchando.

Por el caso no hay detenidos y el fiscal que lo investiga, Patricio Saldutti, ordenó levantar material balístico de la zona del hecho, atento a que se denunciaron detonaciones de arma de fuego a la misma hora de la pelea.

Otro de los crímenes ocurrió a las 7.20 de hoy en Ituzaingó al 7200, donde se produjo una pelea callejera de la que participaron al menos seis personas, informaron fuentes policiales.

La víctima fue identificada como Bruno Hernán Poultroni (23), quien primero fue llevado a un centro de salud cercano y luego derivado el hospital de Emergencias, donde falleció por heridas de arma de fuego, precisaron los voceros.

La investigación preliminar indica que en el lugar se produjo una pelea y que el atacante, que le disparó a la víctima en la zona de la clavícula izquierda y el tórax, escapó en un auto cuyas características fueron aportadas a la Policía por los testigos. El tercero de los cuatro homicidios registrados ocurrió a la salida de una fiesta clandestina, atento a que por la pandemia de coronavirus están suspendidas las reuniones familiares y afectivas en la ciudad santafesina.

Como consecuencia de una pelea, aparentemente a la salida de la reunión, ceca de las 8.10 la policía fue anoticiada de una persona apuñalada en Maradona y Garzón del noroeste de Rosario.

Según la investigación, se produjo una pelea entre unas 10 personas en la que Norberto Fabián González (23) sufrió heridas de arma blanca por las que murió a las 9.40 en el hospital de Emergencias.

Voceros del caso indicaron que un adolescente de 15 años también resultó herido y permanecía internado en "estado reservado" en el hospital de Centenario de esta ciudad.

"Hay tres personas demoradas de las cuales se resolverá su situación procesal en las próximas horas, dado que hay medidas en curso en relación a su participación en el hecho", concluyó un vocero de la Fiscalía de Homicidios Dolosos.

Por último, un hombre de 47 años identificado como Marcelo Ligiazis fue encontrado muerto de un disparo en la cabeza, alrededor de las 13.30 del sábado, en su vivienda de Cullen al 3400.

"Según datos aportados a la investigación el fallecido se habría reunido con un grupo de personas momentos antes del hallazgo", indicaron voceros judiciales, mientras que el fiscal Saldutti ordenó "una serie de medidas en relación a la posible motivación del hecho".

Temas