-

-

Durante una discusión callejera matan a balazos a un motociclista: un joven ajeno al problema efectuó los disparos

24 de octubre de 2020

Sucedió el miércoles en el partido bonaerense de Merlo, donde un vecino escuchó los gritos y salió armado de su domicilio, efectuando varios disparos.

Un motociclista fue asesinado de dos balazos tras una discusión de tránsito en la vía pública en el partido de Merlo, en el oeste del conurbano bonaerense.

El hecho ocurrió el miércoles pasado en la esquina de las calles 25 de Mayo y Lautaro de dicho distrito, y por el crimen hay un detenida una persona que este sábado se entregó en una comisaría.

Voceros policiales informaron que la víctima, identificada como Víctor Alejandro Mendoza, circulaba a bordo de su moto y realizó una maniobra imprudente en la que casi embiste a un hombre, que aguardaba para cruzar la calle junto a su mujer y al bebé de ambos.

Esto motivó el enojo del hombre que casi fue atropellado, por lo que salió a correr al motoquero pero luego de una cuadra desistió y regresó. En tanto, Mendoza retomó la calle y volvió para reiniciar la discusión con el hombre.

En esas circunstancias, un vecino del lugar salió a la calle luego de escuchar los gritos y efectuó cuatro disparos, dos de los cuales impactaron en el hemitórax y en el muslo izquierdo de Mendoza.

El motociclista intentó escapar del lugar, pero a unos 200 metros cayó al suelo gravemente herido, y fue asistido por personas del lugar.

Fue trasladado al hospital Municipal Eva Perón de Merlo, donde permaneció internado hasta que finalmente falleció en la noche del viernes como consecuencia de los disparos recibidos.

El viernes se allanó la casa del sospechoso del crimen, por pedido del fiscal Javier Ghessi, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Departamento Judicial de Morón, pero el resultado fue negativo.

Finalmente, esta madrugada el acusado se entregó en la Comisaría 3° de Parque San Martín con la pistola que habría utilizado para cometer el crimen, una Taurus calibre 9 milímetros, de la que era legítimo usuario y cuya licencia estaba al día, pero no tenía habilitada la portación.

Horas después el joven, identificado como Iván Rodrigo Balbuena (28) declaró ante el fiscal Ghessi, quien le imputó los delitos de “homicidio simple cometido con arma de fuego” y “portación ilegal de arma de guerra”, informaron fuentes judiciales.