-

-

Se quitó la vida Hugo Guillén, ex policía procesado por crímenes de lesa humanidad en Uruguay

25 de octubre de 2020

Se quitó la vida en su casa donde cumplía arresto domiciliario. "Papá no se mató. Lo mataron las mentiras del comunismo", dijo su hija.

El policía retirado Hugo Guillén, quien estaba procesado por crímenes de lesa humanidad durante la dictadura militar uruguaya, se suicidó ayer a sus 80 años en su casa, donde cumplía prisión domiciliaria.

Guillén formó parte de la Dirección de Investigaciones de Canelones y fue identificado por sobrevivientes de las torturas como uno de los responsables de estas violaciones a los derechos humanos en el centro de detención clandestina Los Vagones, hoy convertido en un sitio de memoria.

Guillén, Winston Vitale y Alejandro Ferreira son los tres expolicías procesados por esta causa y acusados de delitos continuados de privación de libertad, abuso de autoridad contra los detenidos y lesiones graves, informó el diario montevideano La Republica.

Los tres cursaban una prisión preventiva en la cárcel de Domingo Arena desde fines de 2019, pero en marzo de este año el juez de Canelones, Luis Alberto Sobot, les otorgó el beneficio de prisión domiciliaria.

Carlos Testa, diputado del partido ultraderechista Cabildo Abierto, publicó ayer en su cuenta de Twitter una extensa defensa a Guillén al señalar que el expolicía había sido víctima de "una pesadilla" y lo calificó como "un hombre gentil, culto y amable pero también muy enfermo".

Testa también dijo haber recibido “testimonios de que la acusación que se le imputó es falsa”.

“Sólo me resta dejar (sic) que quienes lo acusaron y están recibiendo por su procesamiento una renta en dinero, sientan en su propia consciencia el juicio que la verdad y la moral les reclame”, agregó en otro tuit el diputado.

Cabildo Abierto es un partido de reciente creación que se convirtió en la cuarta fuerza política de Uruguay en su primera prueba en las urnas y hoy forma parte de la coalición de gobierno de Uruguay, junto al Partido Nacional del presidente Luis Lacalle Pou.

A principios de marzo, el líder de Cabildo Abierto, el ex jefe del Ejército uruguayo Guido Manini Ríos, dijo que que la dictadura militar uruguaya (1973-1985) solo dejó "docenas" de desaparecidos, e instó a pasar página a este capítulo de la historia del país porque "no van a aparecer".

El partido protagonizó una polémica similar cuando el ahora subsecretario de Defensa, Rivera Elgue, dijo que si las Fuerzas Armadas hubieran actuado mal durante el régimen castrense, habría más desaparecidos.

Por su parte, la hija de Guillén, dijo: “Papá no se mató. Lo mataron las mentiras del comunismo".

chapita suicidio.png