-

-

Una adolescente descubrió un posible tratamiento para el coronavirus

27 de octubre de 2020

Anika Chebrolu tiene sólo 14 años y halló un compuesto que puede acoplarse al Covid-19 inhibiendo su capacidad para infectar a las personas.

Una joven científica que lleva meses trabajando en su habitación descubrió un posible tratamiento para el coronavirus. Su nombre es Anika Chebrolu y tiene apenas 14 años. Cursa el primer año de la escuela secundaria Independence, en Texas, y ganó esta semana el concurso 3M Young Scientist Challenge (Desafío de Jóvenes Científicos de 3M) y un premio de 25.000 dólares por su descubrimiento.

Se trata de un compuesto que puede acoplarse al Covid-19 inhibiendo su capacidad para infectar a las personas. Después de vencer a otros nueve finalistas Chebrolu quedó posicionada como la joven científica más importante de Estados Unidos.

Embed

Anika empezó a trabajar en su proyecto el año pasado en un tratamiento para el virus de la gripe pero en el camino apareció la pandemia de coronavirus y esto cambió el plan inicial de la adolescente.

Así, la joven llegó al mencionado compuesto y ahora espera ansiosa poder comunicarse con otros expertos para desarrollar una droga viral.

Chebrolu terminó su investigación y espera poder contactarse con virólogos y desarrolladores de fármacos, para que su hallazgo sea desarrollado en forma de una droga antiviral.

“Logré desarrollar un posible antiviral para la infección por Covid-19. En una base de datos de millones de compuestos, encontré una molécula que puede unirse a esas “púas” características de la proteína del virus SARS-CoV-2, y cambiar su forma. Y al cambiar la forma de esas púas, evita que el virus infecte las células. O sea que básicamente inhibe la infectividad del virus en las células humanas”, explicó en una entrevista para el Washington Post.

Anika Chebrolu.jpg
Anika Chebrolu

Anika Chebrolu

La joven contó que todo empezó con un proyecto escolar sobre la pandemia de gripe de 1918. "Al investigar sobre la gripe, me di cuenta de que incluso con los antivirales y con estas vacunas anuales que tenemos actualmente, en Estados Unidos sigue habiendo alrededor de 60.000 muertes por gripe al año. Me puse a pensar qué podía hacer yo con este problema, para ayudar a mitigar la mortalidad causada por la gripe", dijo.

"Hice una investigación más amplia y descubrí esta metodología que usa métodos computacionales para identificar posibles antivirales contra virus e infecciones. Después de más investigación, traté de combinar mi conocimiento de la metodología y mi conocimiento del virus de la gripe para encontrar un posible antiviral contra ese virus. Mandé mi proyecto a la Feria Regional de Ciencias de Dallas y luego al Desafío de Jóvenes Científicos de 3M. Cuando me inscribí en el desafío, el coronavirus estaba en sus primeros picos, sus primeras etapas. Así que decidí cambiar de proyecto, y en colaboración con mi mentor, el doctor Mahfuza Ali, decidimos cambiar de rumbo y apuntar al virus SARS-CoV-2, porque obviamente este año ha tenido un impacto mayor que el virus de la gripe", explicó.

Temas