-

-

-

Confirmaron el procesamiento a los responsables de una clínica de la Provincia por propagar el coronavirus

Por: Vanesa Petrillo
28 de octubre de 2020

Los camaristas que analizaron la apelación de los imputados revocaron sin embargo la figura de asociación ilícita que se les indilgaba.

La Cámara Federal de San Martín confirmó este miércoles el procesamiento a los responsables del Centro de Salud Norte de Villa Adelina por "propagación de una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas", aunque revocó la figura de la asociación ilícita.

Se trata de la causa que se inició para investigar la muerte de una paciente con coronavirus Covid-19 en el Centro de Salud Norte, Fátima Cellini, que no habría sido tratada por la enfermedad y cuyo examen post mortem dio Covid-19 positivo.

En primera instancia la jueza Sandra Arroyo Salgado había dispuesto los procesamientos de los responsables de la clínica por integrar una asociación ilícita responsable de los delitos de propagación de una enfermedad peligrosa y contagiosa y de falsedad ideológica de instrumentos públicos por la alteración de las historias clínicas de los pacientes.

Ahora la Cámara confirmó parcialmente esos procesamientos.

"El incumplimiento de aplicar la medida de aislamiento en el centro hospitalario, ante un caso sospechoso de Covid-19, es penalmente relevante, puesto que el riesgo de propagación generado, es el que justamente intenta evitar la norma de cuidado desatendida", dice el fallo de la Cámara.

Los jueces Juan Pablo Salas, Marcos Morán y Marcelo Fernández confirmaron parcialmente los procesamientos a Benjamín Teitelbaum, Jorge Pinzetta Martínez, Diego Galindo y Ana Lorena Bellusci.

Los camaristas revocaron la acusación de "asociación ilícita" y ordenaron a la jueza Arroyo Salgado que profundice la investigación en ese supuesto delito.

"Por haber constituido un caso sospechoso de Covid-19, o bien, por exhibir síntomas de infección respiratoria, debieron observarse las normas y protocolos que existían para la época y, opuestamente a ello, nada se hizo", advirtieron los camaristas sobre el caso de la mujer por el que se inició la causa.

Para la Cámara quedó claro que a raíz del accionar de Bellusci como responsable médica, se "propagó una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas".

La Cámara remarcó que se omitió un hisopado que hubiera detectado la patología y con eso se "generó un acto idóneo para transmitir el virus a otros".

"El peligro generado se extendió cuando, una vez fallecida Cellini, accedieron a sus restos el personal de la clínica, de traslados y de la casa de sepelios Menini", dice la resolución.

Ello "sin contar con los elementos de protección personal adecuados, ni estar envuelto el cadáver, cuanto menos, en una bolsa plástica de alta densidad, impermeable y con cierre hermético, debidamente identificada como material infectocontagioso".

Temas