-

-

-

Ciudad: ¿cuándo reabren salones de restaurantes y bares?

Por: Antonia Cossio
28 de octubre de 2020

El gobierno porteño anunció la reapertura gradual de los salones del rubro de gastronomía desde el 26 de octubre, pero aún no salió en el Boletín Oficial.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció días atrás que a partir del 26 de octubre volvería a permitirse el público en los salones de bares y restaurantes como parte de la cuarta etapa de su "Plan Integral y Gradual de Puesta en Marcha de la Ciudad" durante la pandemia. Sin embargo, la novedad aún no apareció en el Boletín Oficial, y en el sector de gastronomía no se apuran a planchar los manteles.

La reapertura de los salones al 25 % de su capacidad para sumarlos a terrazas, patios y veredas es clave en el rubro de la gastronomía, pero "como sucedió en todas estas aperturas, primero sale la noticia y de hecho todavía no se instrumentó", señaló a minutouno.com Martín Casanova, de la cervecería Growlers, que notó que "muchos anuncios después se cambiaron por la normativa en la aplicación".

"Así que en realidad, si bien ya estamos adecuando y preparando la estructura, no hay normativa oficial a la cual aplicar, por lo que en definitiva no podemos hacerlo. De hecho están pasando las inspecciones a avisar que todavía no se puede porque no está la normativa", agregó.

cervecería bar
Ciudad podría habilitar el interior de locales de gastronomía a pesar de la pandemia

Ciudad podría habilitar el interior de locales de gastronomía a pesar de la pandemia

La apertura de los salones, aún al 25% de su capacidad, "implica, como pasó con las terrazas y las veredas, cierta negociación entre Ciudad y Nación", según Casanova.

Tanto es así que la Ciudad sigue a la espera de que la Casa Rosada autorice los protocolos presentados, según afirmaron fuentes del gobierno porteño.

Hasta ahora Growlers y muchas otras cervecerías, bares y restaurantes de la Ciudad tienen habilitados los espacios al aire libre para acomodar al público en mesas de no más de cuatro comensales con dos metros de separación entre una y otra.

Casi todos los locales de gastronomía que adoptaron esta modalidad implementaron además un sistema de turnos de dos horas con reserva previa, y por indicación del gobierno de la Ciudad tienen que desinfectar las superficies entre un grupo y otro, ofrecer alcohol en gel a la clientela y señalar un circuito de circulación de un solo sentido para evitar que dos personas se "choquen" en el paso.

Estas medidas se aplicarán también a los salones de los locales, pero además se sumará el requisito de la ventilación para evitar la concentración del virus en el aire estancado.

"El coeficiente de ocupación del aforo será de un máximo del 25% en relación a la capacidad máxima habilitada, siempre y cuando el establecimiento cuente con 10 renovaciones de aire por hora. Dicha ventilación puede ser natural y/ o a través de sistema de Aire Acondicionado central", puede leerse entre los requisitos que plantea la Ciudad para gastronomía.

A menos renovaciones de aire por hora menor será el porcentaje de aforo adentro del local con un mínimo del 20% para los que tienen 7, y "en caso de no encuadrarse con lo establecido se deberán realizar intervenciones que garanticen dicha ventilación", consta en el documento oficial.

La certificación tendrá que ser presentada en forma de declaración jurada "en la Agencia Gubernamental de Control firmada por un profesional", que puede ser de la arquitectura o la ingeniería civil. Este punto y muchos otros resultaron poco claros para la mayoría de los actores del sector.

cervecería bar
Ciudad comenzó hace algunas semanas con la experiencia de habilitar terrazas, patios y veredas para la gastronomía

Ciudad comenzó hace algunas semanas con la experiencia de habilitar terrazas, patios y veredas para la gastronomía

"Realmente yo a esta apertura la veo como un manotazo de ahogado. En realidad no sé a dónde se debería tener que realizar los trámites correspondientes a la hora de una apaertura, o a la hora de que concurra alguna persona idónea para verificar el tema de la ventilación. Está todo medio agarrado con alfileres", dijo a minutouno.com Carlos Delucca, secretario de La Robla Cooperativa.

Aunque brilla por su ausencia en el Boletín Oficial, el anuncio fue bien recibido por los locales que llevan siete meses dependiendo del despacho de comida en forma de delivery o take away, como es en el caso de La Robla Cooperativa, que ya empezó a comunicar en sus redes sociales que el salón abrirá en breve en su local de Chacabuco 82.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Ya nos estamos preparando ! Pronto tendremos novedades y podremos reunirnos de nuevo !

Una publicación compartida por La Robla Cooperativa (@laroblacoop) el

Ciudad: restaurantes como La Robla Cooperativa esperan la reapertura de sus salones

Delucca explicó que La Robla Cooperativa, que está formada por 14 personas, está "en una zona muy céntrica, muy cerquita de Plaza de Mayo" por lo que "la actividad laboral es prácticamente nula" en tiempos de pandemia y la baja de público "complicó un poquitito más" la tarea.

"Vamos a ver qué repercusión y qué aceptación tiene esto en la gente, pero ya el que nos permitan abrir es un paso muy importante para nosotros. Cabe recalcar que si no fuera por otras entidades cooperativas, que hay varias que nos han dado una mano muy grande no sólo monetariamente sino con mercadería para poder equiparnos para la reapertura, hubiese sido imposible", agregó.

Los siete meses casi sin público cortaron la cadena de pago de restaurantes como La Robla. "Bancar la pandemia fue difícil porque fueron muchos meses de incertidumbre laboral en los que no sabíamos si disolver la cooperativa y devolver la llave del local, o no. Había compañeros que se oponían a esto, entre los que me incluyo. Siempre pensé que lo menor era seguir aguantando, tratando de producir lo que se pudiera. Pero la idea era poder abrir porque sino automáticamente nos íbamos a quedar sin trabajo", relató el Secretario.

De precios y horarios no se habla hasta que no esté fijo el equipo que está listo para volver. Delucca espera que los 14 miembros asociados de la cooperativa retomen sus tareas, pero después de siete meses no está nada decidido.

la robla
El salón de La Robla Cooperativa, en Chacabuco 82

El salón de La Robla Cooperativa, en Chacabuco 82

"Ojalá que de a poquito se vaya incrementando la capacidad de aforo porque tenemos que salir adelante de todas las deudas que hemos estado generando a través de este parate laboral", convino.

Por su parte, Casanova tiene en claro que trabajar en el contexto de pandemia "es un proceso de aprendizaje y cuidado mutuo entre local gastronomico y cliente en el que cualquier escenario de apertura progresiva es mejor que el escenario anterior, desde la óptica de la actividad económica y desde la contención de la necesidad social en lugares que tengan la capacidad de cumplir con los protocolos de cuidado".

"El primer desafío de la pandemia fue sobrevivir. Lamentablemente hemos perdido muchos colegas gastronómicos, el segundo desafío realmente es mantener la calidad del producto. No hay tema de aumentar los precios porque no hay una posibilidad en el bolsillo de la gente", señaló el nombre detrás de las sucursales de Palermo, Recoleta y Caballito de Growlers.

Temas