-

Halloween llega con Luna Azul: cuándo se podrá ver el fenómeno

26 de octubre de 2020

El satélite podrá verse completo por segunda vez en el mes en la noche del 31 de octubre. Cuál es el origen de la "Blue moon" y cada cuánto se repite.

El próximo sábado 31 de octubre, noche en la que se celebra la tradicional Fiesta de Halloween, el cielo ofrecerá un impactante fenómeno natural. Se trata de la “Luna azul” o “Blue moon”, como se lo conoce en los países de habla inglesa, y que coincide con esa fecha cada 19 años.

Qué es la Luna azul

Se le da ese nombre al fenómeno por el cual, cada dos años y medio, pueden tienen lugar dos lunas llenas en el mismo mes.

“Nuestro calendario es de tipo solar, de manera que nuestros meses no coinciden exactamente con ciclos completos de las fases de la Luna. Por eso, al tener meses más largos, se pueden producir dos lunas llenas en un mismo mes. Cuando se produce este fenómeno, hablamos de luna azul”, explicó el director científico del Parc Astronòmic Montsec (PAM), Salvador J. Ribas.

El fenómeno puede verse cada dos o tres años, pero pasarán 19 hasta que coincida nuevamente con la noche de Halloween, es decir, recién sucederá e 2039.

Esto se explica en el ciclo metónico, denominado así por el descubrimiento del astrónomo griego Meton de Atenas, quien indicó que deben pasar 19 años para que la órbita de la Tierra y de la Luna coincidan en la misma posición.

El origen de la Luna azul

A lo largo de la historia, los fenómenos lunares recibieron llamativos nombres como “Luna de sangre” o “Luna roja”, y no tienen que ver precisamente con el color del satélite natural de la Tierra.

En el caso de la “Blue moon”, su origen se debe a la traducción del término en inglés “belewe” que significa “traidor” y hacía mención a una “luna traicionera” porque implicaba extender el ayuno de la cuaresma. La palabra “belewe” derivó en su abreviatura “blwe” que finalmente se transformó en “blue”, que se traduce al español como “azul”.

Los ciclos de la luna en las distintas culturas

Las cuatro fases de la luna sirvieron, en las antiguas culturas, como una forma de registrar el tiempo y dieron lugar a los primeros calendarios con los meses que coincidían con un ciclo lunar completo - Luna nueva, Cuarto creciente, Luna Llena y Cuarto menguante - que tenía una duración de 29 días y 12 horas.

En el calendario chino y el calendario egipcio lunar se registra el tiempo en meses lunares. En el calendario gregoriano – el que utilizamos mundialmente- la duración de los meses del año varía desde 28 hasta 31 días.

Temas