-

Protestas por el gatillo fácil contra la comunidad afroamericana en Filadelfia

Por: Gonzalo Carvajal
31 de octubre de 2020

La muerte de un joven afroamericano de 27 años en manos de la policía convocó a una multitud en reclamo de justicia.

Este sábado, en la capital del estado de Pennsylvania, se realizó una marcha y un acto, en protesta por el asesinato, en manos de dos agentes de la policía local, de Walter Wallace, un joven afroamericano de 27 años que, al momento de recibir los 9 disparos de los agentes policiales, estaba sufriendo una crisis mental. Según el abogado de la familia Wallace, Walter sufría de un trastorno bipolar y tomaba la medicación.

El acto fue organizado por varias asociaciones civiles con una larga tradición en la lucha por los derechos civiles de la comunidad afroamericana en la ciudad. La convocatoria fue muy amplia y variada, cientos de personas, de todas las edades, pero principalmente el colectivo estaba compuesto por jóvenes adultos de entre 20 y 40 años, caminaron y cantaron consignas por el oeste de la ciudad. El parlamento del acto central se realizó en la emblemática plaza Malcolm X, a pocas cuadras de donde ocurrió el deceso de Wallace.

Las consignas de los oradores fueron contundentes y se expresaron con vehemencia. Durante la marcha se arengó a los participantes con cantando “No hay buena policía, con racismo” “Los queremos afuera ahora” y el popular “Black lives mater” (la vida de las personas negras sí importan) Una vez en la plaza Malcom X, la primera oradora repudió, bajo el aplauso de los participantes, las presencia de la policía en la marcha, “No queremos aquí a eso cerdos” dijo, visiblemente emocionada.

https://twitter.com/UnDiosPagano/status/1322692840661651456

Luego, leyeron las peticiones al Estado para revertir el la violencia institucional que sufre esta comunidad. Dentro del documento se pide la inmediata desvinculación de los dos agentes que mataron a Walter Wallace, la inmediata liberación de la cárcel de los militantes por los derechos civiles de la comunidad afroamericana, y la redirección de fondos, de la policía local a la educación y la salud. También recordaron otros hecho de violencia contra la comunidad como el de 1978 y 1985 contra el grupo MOVE de Filadelfia.

La marcha se realizó bajo la mirada de un amplio operativo policial, compuesto por bici policías, en camionetas con agentes en las esquinas y un helicóptero que sobrevoló constantemente la zona. Si bien la marcha se realizó de manera pacífica, hubo tensión y discusiones entre algunos manifestantes y las fuerzas. El malestar social fue palpeble. También acompañaban a la marcha observadores legales, identificados con remeras naranjas.

La muerte y el contexto

La muerte de Walter Wallace se produjo el lunes 26/10 en horas de la tarde, cuando su familia llamo a la ambulancia para que lo contengan. Walter estaba sufriendo una crisis mental, caminaba por la vereda de su casa, visiblemente alterado y con un cuchillo en la mano. Al lugar llegan dos policías, que al no al no poder contenerlo, disparan 9 tiros y lo matan de inmediato. La familia de Wallace estaba presente. Todo quedo registrado por las cámaras de los teléfonos de los presentes y pronto se virilizó por las redes. Las imágenes son de una extrema violencia.

Durante la noche del lunes, y a lo largo de semana, se produjeron protestas en las calles, enfrentamiento con la policía, incendios de contenedores de basura y saqueos en algunos comercios de la zona oeste de la ciudad. Como medida, la ciudad pidió la presencia de la guardia civil y determino un toque de queda después de las 9 de la noche.

Además, este hecho ocurre a días de las próximas elecciones presidenciales, martes 3 de noviembre. Toda la campaña estuvo marcada por la pandemia del Covid 19, el descalabro económico, y la violencia institucional contra la comunidad afroamericana en todo el territorio de Estados Unidos.

https://twitter.com/UnDiosPagano/status/1322692384833097729

En marzo de este año muere Breonna Taylor, una trabajadora de la salud a la que la policía disparó ocho veces al ingresar a su departamento en Louisville, Kentucky. En el juicio se comprobó que los policías que entraron a la casa de Breonna por error, confundieron el domicilio en un allanamiento, y ante la sorpresa de los habitantes, la policía solamente disparó. Los agentes no fueron encarcelados. Paradójicamente, Taylor habría estado en las protestas de "Black Lives Matter".

También este año ocurrió la muerte de George Floyd, el 25 de mayo en la ciudad de Mineápolis, Minesota, como resultado de su arresto por parte de cuatro policías locales. El oficial Derek Chauvin, presionó al arrestado contra el pavimento con su rodilla apoyada sobre el cuello de George Floyd durante 8 minutos y 46 segundos. Floyd, mientras era detenido, repitió varias veces la frase "I can't breathe" ("No puedo respirar"). Sin embargo, el agente continuó presionando. En pocos días, el hecho generó una oleada de indignación y protestas a lo largo de todo Estados Unidos en contra del racismo, la xenofobia y los abusos policiales.

Estos tres casos escandalizaron a parte de la opinión publica norteamérica, y revelan, que la muerte de estas personas inocente, define la violencia policial de un país que nunca pudo resolver su problema de racismo.

Temas