-

-

Se frenó la caída del empleo privado en más de la mitad del país

02 de noviembre de 2020

Gracias a las políticas anticíclicas dispuestas por el Gobierno el nivel de empleo de la Argentina está entre los menos afectados de la región por la pandemia de coronavirus.

Producto de las políticas implementadas durante el gobierno de Mauricio Macri que generaron la destrucción de más de 220 mil puestos de trabajo en el sector privado y del impacto económico de la pandemia de coronavirus Covid-19 en el inicio del gobierno de Alberto Fernández, el desempleo creció en la Argentina hasta el 13,1% registrado en el segundo trimestre de este año.

Los tímidos indicios de reactivación económica registrados en los últimos meses permiten un cauto optimismo que la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) analizó en su último informe.

Gráfico 1.jpg

De acuerdo con dicho documento, aunque duros, "los efectos del confinamiento sobre la actividad económica y el empleo se amortiguaron gracias a las políticas llevadas adelante por el Gobierno Nacional".

Y advirtió que "es menester destacar que la variación mensual del empleo privado registrado muestra que, en agosto de este año, en contexto de pandemia, se perdieron menos puestos de trabajo (-1.310) que en julio del 2019 (-13.237), año sin pandemia".

En esa línea la Undav destacó que "en 12 de las 23 provincias se comienza a vislumbrar una dinámica positiva de recuperación del empleo, con Buenos Aires a la cabeza (+868 empleos), siguiéndole Tucumán (551) y Misiones (444)".

Gráfico 2.jpg

Asimismo, "la dinámica desestacionalizada del empleo industrial continua mostrando algunas señales de recuperación. En junio, julio y agosto creció el empleo mes a mes, y ya se acumula un aumento de 3.400 puestos en dicho trimestre.

El informe también destacó que, de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) la pandemia incrementará los niveles de desempleo en el mundo. Entre 2020 y 2019, la tasa de desocupación en América Latina aumentará, en promedio, 3,1 puntos porcentuales. No obstante, Argentina se encuentra entre los países de la región con menor impacto sobre el nivel empleo (+1,2 p.p).

Los países de la región con menor crecimiento de la tasa de desempleo en relación con el año 2019 son Uruguay, Paraguay y Argentina, con 0,8 p.p, 0,9 p.p y 1,2 p.p respectivamente.

Gráfico 3.jpg

En la vereda de enfrente las naciones con mayor incremento en sus tasas de desocupación a causa de la pandemia son Colombia (6,8 p.p), Perú (5,9 p.p) y Ecuador (4,2 p.p).

Para morigerar el impacto de la pandemia, el gobierno de Alberto Fernández destinó, desde marzo a septiembre, el 6,8% del PBI proyectado para el 2020 en políticas de sostenimiento de los ingresos y del aparato productivo, lo que implicó una inversión de $1.829.686 millones, según lo publicado recientemente por el Ministerio de Desarrollo Productivo.

A su vez, destacó la Undav, de los 6,8 puntos porcentuales que se desembolsaron en políticas de emergencia, un 3,7% del PBI fue destinado a medidas para la preservación del empleo y del entramado productivo; un 1,45% del PBI invirtió en medidas de contención de los ingresos de la población y un 1,6% del PBI restante se destinó tanto a políticas de asistencia a provincias y municipios como a créditos para organismos públicos y medidas de reactivación de sectores estratégicos, como la construcción (a través del Programa Argentina Construye).

Gráfico 4.jpg

Temas