-

-

Italia lanza medidas más duras por el Covid-19 y habrá toque de queda

02 de noviembre de 2020

Así lo explicó el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, respecto al avance del coronavirus Covid-19 en la península.

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, lanzó un nuevo plan que incluye medidas más duras para frenar la rápida propagación del coronavirus Covid-19. Restan definir detalles como la hora del toque de queda, aunque se estima que arrancará a las 21. Durante una exposición en la Cámara de Diputados, el mandatario se limitó a indicar que "habrá límites a la circulación de las personas durante la noche", salvo para quienes necesiten movilizarse por trabajo, urgencias sanitarias o de otro tipo, que deberán ser probadas a través de la autocertificación. "La pandemia se está extendiendo por Europa lo que obliga a cada país a promulgar nuevas medidas restrictivas de una semana a otra", argumentó.

Junto con el toque de queda se aplicarán otras restricciones: "Los centros comerciales cerrarán los días festivos y en las vísperas, a excepción de las áreas de venta de alimentos, farmacias y estancos. Además, las salas de juegos, los locales de apuestas y videojuegos estarán cerrados; los museos y exposiciones también cerrarán. En los transportes públicos locales, prevemos una reducción del 50%, y se introducirán restricciones en los viajes entre regiones salvo por razones de necesidad (trabajo, urgencias sanitarias y otras emergencias)". Además, las clases en los secundarios serán a distancia.

"La inclusión de una región en una de las tres áreas de riesgo se realizará con una orden del Ministerio de Sanidad", explicó el primer ministro de Italia. De este modo, se evita que sólo las regiones decidan, hipótesis que habían rechazado los presidentes regionales. "Se trata de introducir medidas adecuadas para las zonas de mayor riesgo y restricciones menos severas para las zonas donde la emergencia es menor", precisó Conte.

"Haremos todos los esfuerzos económicos que sean necesarios para ofrecer elementos de estabilidad y certeza al mundo del trabajo", aseveró el mandatario de Italia respecto a los efectos secundarios que contraen las restricciones por la pandemia de coronavirus y agregó: "Somos conscientes -añadió- de la frustración y la sensación de desconcierto y también de la rabia que se está manifestando en estos días, y las repercusiones sobre la actividad económica".

Respecto a la actual situación por el coronavirus Covid-19 en Italia, Conte indicó que "el panorama ha empeorado en relación con la primera ola", pero aseguró: "El 95% de las personas tienen síntomas leves. No estamos sufriendo una presión insoportable en las unidades de cuidados intensivos, sino que estamos viviendo una saturación preocupante, en particular en las terapias sub intensivas y en el área médica en general. Por esto, es necesario aliviar los servicios de urgencias".

Temas