-

-

Carlos Bianco, sobre la vacuna rusa Sputnik V: "No es un paso hacia el comunismo"

03 de noviembre de 2020

El jefe de Gabinete bonaerense dijo que se trata de una "aclaración obvia": "No es que le estamos comprando la vacuna a la URSS", destacó.

Carlos Bianco, el jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, sostuvo este martes que la posible compra de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus a Rusia no implica "un paso hacia el comunismo".

En una conferencia de prensa que brindó en La Plata para referirse a la situación epidemiológica de la Provincia, el funcionario precisó que deseaba hacer una "aclaración obvia" respecto a la vacuna rusa por "algunos titulares que se vieron hoy y algunas expresiones de periodistas".

"Esto no es un paso hacia el comunismo. No es que le estamos comprando la vacuna a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (por la extinta URSS) sino a la Federación de Rusia, un país capitalista, con una tradición científica de varios centenios en esta materia", subrayó.

El lunes, el presidente Alberto Fernández informó que Argentina estaría en condiciones de recibir entre diciembre y enero 10 millones de vacunas Sputnik V desarrolladas por Rusia contra el coronavirus.

Por otro lado, Bianco expuso que "la caída de nueve semanas consecutivas de casos en el área metropolitana de Buenos Aires tiene que ver con el esfuerzo que hizo el Gobierno en materia sanitaria pero también con la responsabilidad social".

"Estamos en 2.000 casos diarios promedio semanales. No es que no hay más coronavirus, hay muchos casos en el AMBA", dijo e instó a continuar con los cuidados.

Luego, aseveró que "es muy difícil controlar una por una todas las actividades" dado que "no alcanzaría la policía ni los agentes municipales" y pidió "cambiar los comportamientos sociales hasta que termine la pandemia".

En ese sentido, Bianco sostuvo que le preocupa "que algunos intendentes de la oposición salgan a pedir que no se cumplan las normativas o publiciten actividades prohibidas por la nación y la provincia" e insistió: "Una cosa es la imposibilidad de controlar todo porque es complejo y otra es salir a pedir que no se cumpla la normativa".

Temas