-

-

-

Elecciones en Estados Unidos: cuáles son las diferencias entre las plataformas de Trump y Biden

03 de noviembre de 2020

Tras un récord de votos por adelantado, este martes es la prueba final para Donald Trump y Joe Biden, y para todo Estados Unidos. ¿Qué propone cada candidato?

Estados Unidos se enfrenta este martes a una nueva pulseada entre el partido Republicano y el Demócrata con las elecciones presidenciales en las que Donald Trump podría asegurarse un segundo mandato, o ser reemplazado por su contrincante, Joe Biden. Pero, ¿en qué se diferencian las plataformas de ambos candidatos?

Algunas cuestiones son propias de las diferencias históricas entre republicanos y demócratas, como puede ser el sistema de impuestos, pero otros temas se sumaron de manera coyuntural, por ejemplo, la pandemia de coronavirus, que causó más de 231 mil muertes en Estados Unidos con 9 millones de casos acumulados.

Salud

Donald Trump delegó en cada estado el manejo de la crisis sanitaria y repartió de manera discrecional la ayuda federal a cada uno, y esta semana desplazó a Anthony Fauci, el epidemiólogo asesor de la Casa Blanca para el Covid-19. En vez de aplicar restricciones a la población el mandatario apostó a desarrollar una vacuna antes de fin de año y a tener un cóctel de drogas para el tratamiento de la enfermedad como el que le suministraron cuando estuvo internado tras dar positivo por coronavirus.

Como parte de su campaña Trump presentó el Plan de Salud Estados Unidos Primero, una respuesta al "Obamacare", el sistema aprobado por el Congreso durante la presidencia de Barack Obama que permitió a millones de personas acceder a una cobertura médica. Sin embargo, todavía no mostró el presupuesto ni los detalles de cómo sería el nuevo régimen.

Joe Biden, como vicepresidente de Obama, apoyó el "Obamacare" y durante su campaña presidencial cuestionó el manejo actual de la pandemia. En su platagorma prometió impulsar el uso generalizado de tapabocas, aumentar el testeo y las medidas preventivas, previo asesoramiento con científicos.

También defendió el sistema promulgado por Obama y promete sumarle una opción de cobertura médica estatal y dar poder a Medicare, el programa que garantiza cobertura a jubilados y personas con discapacidades, para negociar los precios de los medicamentos y así hacer que las empresas de salud bajen sus costos. El plan costaría US$ 750.000 millones en los próximos 10 años.

joe biden elecciones estados unidos.jpg

Educación

Donald Trump propuso un sistema de elección de escuelas para todo el período educativo obligatorio, de jardín de infantes a secundaria, según el cual cada familia recibe un voucher por parte del financiamiento público que el Estado destina por cada niño y puede elegir a qué escuela mandarlo y, en consecuencia, a qué establecimiento financiar.

El plan fue fuertemente criticado por los sindicatos y organizaciones de docentes y expertos en Educación.

Joe Biden, en cambio, defendió en su plataforma el sistema actual, que divide al alumnado por distritos y asigna de ese modo las plazas en cada escuela. Además prometió destinar más recursos a la formación tanto de docentes como de menores de edad, "desde el nacimiento", ya que haría universal el jardín de infantes.

Un dato no menor que hace a la economía personal de millones de estadounidenses es que Biden prometió que las instituciones superiores públicas, las denominadas históricas negras o utilizadas por minorías, serán gratuitas para las familias que ganen menos de US$ 125.000 por año. También propuso cancelar US$ 10.000 de las deudas de cada estudiante y revisar los planes de pago para este sector de jóvenes.

Inmigración

Donald Trump prácticamente dejó de lado el tema inmigración pese a que en 2016, cuando aspiraba a su primer mandato, se dedicó a hablar de muro en la frontera de Estados Unidos con México para detener la entrada de "bad hombres". Sí afirmó en una entrevista reciente que no dará marcha atrás con ninguna de sus medidas.

La política de Trump frente a la inmigración estuvo marcada por las deportaciones, detenciones y separación de menores de edad de sus familias, el veto a millones de migrantes musulmanes y la promesa de completar el muro migratorio con México.

Joe Biden prometió enviar al Congreso un proyecto de ley en los primeros 100 días de su Gobierno para crear un camino legal para la naturalización de "11 millones de inmigrantes" que viven en el país hace años sin papeles. También anticipó que volverá a "atacar las causas de la migración" en los países de origen, lo que en el Gobierno de Obama significó un plan millonario para Centroamérica.

El ex vicepresidente de Obama señaló que terminaría con el veto migratorio para algunos países de mayoría musulmana y la separación de padres e hijos en los centros de detención estadounidenses.

trump

Ambiente

Donald Trump, como en otras oportunidades, se negó durante el primer debate presidencial a reconocer la existencia del cambio climático y sus efectos. En vez defiende la explotación y desarrollo de las energías fósiles (como el gas o el petróleo) y durante su gobierno los Estados Unidos se retiró de acuerdos internacionales para el desarrollo de energía sustentable.

Una de sus pocas propuestas ambientales durante la campaña fue "una mejor gestión forestal" como respuesta a los cada vez mayores incendios en bosques de todo el país. Por ejemplo en California durante 2020 se destruyeron más de 1,6 millones de hectáreas y 8.400 inmuebles.

Joe Biden reconoció el efecto del cambio climático, pero anticipó que no prohibirá el fracking ni las energías fósiles. Lo que sí hizo fue presentar un plan para una transición gradual hacia "una economía 100% limpia y con emisiones netas cero a más tardar en 2050", una iniciativa que generará puestos de trabajo, según espera.

Política exterior

Donald Trump defendió su negociación con Corea del Norte, su confrontamiento político y económico con China, y su política de sanciones contra países como Irán y Venezuela.

Joe Biden prometió más multilateralismo, diplomacia, retomar la buena relación con aliados -por ejemplo la OTAN y las potencias europeas- y volver a algunos acuerdos, como el Acuerdo de París contra el cambio climático, o renegociar otros rotos por Trump, como el nuclear con Irán o el descongelamiento con Cuba.

También propone terminar la guerra comercial con China y tener una "relación más transparente" con Rusia.

Economía

Donald Trump pidió una ley millonaria de infraestructura que permitiría crear miles de puestos de trabajo, pero no apoyó el aumento federal del salario mínimo porque, según él, ahogaría a muchas empresas en algunos estados.

A raíz del aumento del desempleo provocado por la pandemia, el mandatario prometió crear 10 millones de puestos de trabajo y facilitar la apertura de un millón de Pymes en los primeros 10 meses de su segundo mandato.

Joe Biden, por su parte, prometió revertir el recorte de impuestos para todos aquellos que ganen más de US$ 400.000 por año y apoyó el aumento del salario mínimo a US$ 15 por hora.

El plan de Biden para revitalizar la economía incluye la inversión de US$ 700.000 millones en producción local, lo que generaría 5 millones de puestos de trabajos nuevos, según sus predicciones.

Temas