-

Temperley: una joven de 19 años denunció que dos hombres la violaron

05 de noviembre de 2020

Ocurrió el domingo a la madrugada en la casa de uno de los hombres, al que había conocido en el gimnasio. Ambos quedaron detenidos. Uno de ellos jugaba al fútbol en la Reserva de Los Andes y fue desvinculado del club. Otras dos mujeres contaron en la Justicia que fueron abusadas por el mismo jugador.

Constanza denunció que dos jóvenes, de 19 y 27, la violaron el domingo a la madrugada en Temperley. Ambos quedaron detenidos. Uno de ellos, identificado como Pablo Agustín Trinajsti, jugaba al fútbol en la Reserva de Los Andes y el club decidió “desvincularlo definitivamente”. Otras dos mujeres denunciaron que fueron también abusadas por él.

“Les decía que no, que pararan. Me lastimaron. Nada les importó”, dijo Constanza al diario Clarín en la puerta de la Comisaría de la Mujer de Temperley . La joven de 19 años relató que a Agustín lo conocía del gimnasio y que el sábado a la noche le escribió para que se vieran. "Yo me había juntado con unos amigos y él mi escribió para que nos veamos. Estaba en grupo, como yo. Me insistió mucho y acepté”, dijo.

Según contó, la pasó a buscarla por la casa de sus amigos. En el auto estaba también otro chico y en otro auto iba Sergio Nahuel Ojeda, el otro denunciado que es colectivero de la línea 278.

“ Agustín quiso dejar a su amigo esperando a las chicas y que nosotros nos cambiáramos al auto de Sergio. Nos pasamos de coche y ahí dijo que lo mejor era que nos fuéramos a lo de Sergio hasta que llegaran los demás”, dijo a ese medio.

Los tres fueron a la casa, ubicada en El Zorzal al 2900, del barrio San José de Temperley. “Estábamos escuchando música y en un momento los dos se me empezaron a acercar. Les dije que no quería, pero no me hicieron caso. Les pedí por favor que pararan y no les importó. “Los dos abusaron sexualmente de mí. Intenté soltarme, me lastimaron. No pude salir”, contó.

Minutos más tarde, un familiar de Sergio tocó la puerta y Constanza aprovechó para vestirse y escapar. “Yo lloraba y temblaba. Mis abusadores ofrecieron llevarme hasta mi casa. Les dije que no y me fui a la esquina. Eran las 6 de la mañana”.

Constanza le escribí a una amiga para que la buscara y cuando sus amigos llegaron la vieron lastimada. Ella estaba en shock entonces los amigos tocaron la puerta de la casa. “Sergio abrió y culpó a Agustín. Yo seguía llorando sin parar, no me salían las palabras. Entonces lo subieron a Sergio a una de las motos y nos fuimos todos a buscar a Agustín".

Cuando pudo decir que ambos la habían violado los jóvenes fueron a la Comisaría Sexta de San José, en Temperley. Sergio quedó demorado en el momento y, al día siguiente, detuvieron a Agustín. Ella fue trasladada a Lanús, donde le realizaron la pericia médica.

“En el informe van a figurar las lesiones de esa noche, los dos están acusados de abuso sexual agravado con acceso carnal. La Policía también se quedó con mi ropa y la de Sergio. Todas esas pruebas tienen que servir para que no salgan”, contó.

En la causa interviene la fiscal María Delia Recalde, de la UFI 9 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. Tras dar a conocer su caso aparecieron otras dos víctimas de Agustín, de 17 y 18 años, que también hicieron su denuncia.

Temas